GTRES

'Malo, malo, malo eres'... Adara se despacha a gusto sobre Gianmarco

Tras ser abandonada por el italiano.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Gianmarco Onestini nos enamoró a todos con su mirada irresistible y esa sonrisa de niño travieso. Su amor por Adara Molinero (27) parecía real (y así lo ha confirmado el polígrafo en un 'Deluxe'), pero algo ha pasado y todo ha cambiado (sí, como en la poesía).

Tal y como llevamos varios días contándote, el italiano ha pillado unos whatsapps de Adara y Rodri Fuertes (el ex de Bea Retamal). Dichos mensajes no parecían tener nada comprometedor pero a Onestini le parecieron un poco 'deshonestinis' (chistaco). Gianmarco se largó de casa de Adara para poner rumbo a Italia. Esto con una pandemia de por medio. Vamos, lo ves en una peli y no te lo crees.

Al lío. Adara está aturdida con lo sucedido y no entiende muy bien la reacción de su ex. Desolada tras ser abandonada, ha dado una entrevista en la que se despacha a gusto sobre Gianmarco, el chico que le hizo olvidar a Hugo Sierra, el padre de su hijo.

Aún enamorada pero sin plantearse una reconciliación, la madrileña está aguantando el tipo como puede. "Estoy destrozadísima, desesperada, no me lo merezco", cuenta esta semana a la revista Lecturas. "He llorado muchísimo. Estoy muy decepcionada con él. Me va a costar mucho asimilar esto", confiesa la ganadora de 'GH VIP7'. Y concluye: "Gianmarco es malo y nos ha mentido a todos. No quiero volver a verlo en la vida".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Just time for me 🤍

Una publicación compartida de ADARA MOLINERO (@adara_molinero) el

Las típicas fotos que se hace una

Y es que su vida a dado un giro de 180 grados en muy poco tiempo: entró en 'Gran Hermano Vip' con una relación estable y un hijo y salió enamorada de otro y en medio de una disputa legal sobre la custodia del pequeño. Esto mientras su ex se está entregando al 'edredoning' en 'Supervivientes' con la ex de Gianmarco. ¡Una historia de lo más enrevesada!

Adara y el ganador de 'El Tiempo del Descuento' estaban pasando la cuarentena juntos en Madrid, en una casa que le habían prestado a la madrileña. "Estábamos muy bien", cuenta la exazafata. La felicidad duró hasta que "un día vio en mi móvil una conversación de amigos, siempre en tono de broma, que tuve con Rodri. Cuando nos despedimos me dijo 'a ver si nos vemos', la típica frase que se dice. Le respondí que sí, que nos veríamos y Gianmarco leyó eso y se enfadó", cuenta la modelo.