Mtmad

Adara y el otro lado de la cama: ¡guarda un sitio para alguien!

Mientras espera, se sincera con los retoquitos que se ha hecho.

HENAR LANGA | CUORE.ES -

Adara Molinero ha demostrado en contadas ocasiones que es más transparente que el papel film. Cuando algo le gusta, cuando algo le apasiona, se lanza a por ello, lo disfruta y transmite su alegría allá por donde pasa. Pero ahora no está en su mejor momento. Fíjate cómo de revueltos tiene sus sentimientos que ha contado que sigue guardando un sitio en su cama. Eso sí, no ha dicho para quién.

Como ya sabrás el último año de la ganadora de 'GH VIP 7' ha sido un caos. Que si tuvo un bebé, que si no era feliz 100% con su marido (sobre todo porque había problemas íntimos entre ellos), que si entró al 'reality' y se enamoró de un joven italiano... Y la historia con Gianmarco es prácticamente un punto y aparte. Sus idas y venidas acabaron cuando él la dejó en plena cuarentena al ponerse celoso tras cotillearle el móvil.

En fin, que con tantas movidas la pobre no ha tenido tiempo de estar sola, de tomarse un respiro ni de reflexionar todavía. Algo que, seguramente, podrá hacer con calma a lo largo de este confinamiento. El problema es que no se quita de la cabeza que hay alguien en su vida, según ha explicado ella misma, y sigue dejando libre un lado de la cama. Se queda quietecita en su lado y no se mueve en toda la noche.

Puede que siga pensando que su italiano está a punto de volver, puesto que su despedida fue un tanto extraña. O puede que, simplemente, no esté acostumbrada a dormir solita.

Sea como fuere, ojalá vuelva pronto a dormir a pierna suelta sin importarle si hay alguien o no al otro lado.

Pero el confinamiento está dando mucho de sí, sobre todo en los canales de 'Mtmad' de los famosos. Y el de Adara no iba a ser menos. Para hacernos pasar un buen rato ha confesado todos sus retoquitos. Y no son tantos como pudieras imaginar.

Básicamente se operó los pechos, algo que está segura que remediará cuando vuelva su madre a España (necesita sus cuidados, según ha dicho). No le gustó el resultado, le parece excesivo y quiere reducirse la talla.

También se ha puesto bótox en la frente: "Para parar las arruguitas, que cada vez van siendo más y hay que ponerle freno", ha explicado. Y lo último ha sido un ácido para las ojeras, que es: "Como si hubieseis dormido tres meses seguidos", este es su retoque favorito.

Pero lo que nunca se ha tocado, jamás, son los labios. Con lo que se ha especulado con esta parte de su cara, ¿verdad? De hecho ha contado que no le gusta nada el aumento de labios que se ha hecho Violeta Mangriñán. Pullita que te va... 

En fin ¿habías notados sus retoques?