AB1 / GTRES

¡Ojo, Taylor Swift! Tu acosador volvería a hacerlo

No se arrepiente de nada. 

CUORE.ES -

El acosador de Taylor Swift (29) ha llegado a un acuerdo con la fiscalía. En el centro de la cuestión están los cargos a los que se enfrentaba por haberse colado en la casa que la cantante posee en Manhattan. En vez de pasar cuatro años detrás de las gradas, al acosador se le ha impuesto una orden de alejamiento que pone fin al acoso. ¡Menos mal!

Roger Alvarado tiene 23 años, pero ya había sido condenado a seis meses de cárcel por cometer el mismo delito. Lo hizo en 2018, y por lo visto no aprendió la lección. En total, ha conseguido irrumpir hasta en tres ocasiones en la vivienda de Taylor, que consiguió hace tiempo una orden de alejamiento en su contra.

Pese a las graves consecuencias legales que se desprenden de sus actos, él insistió en que volvería a actuar de la misma manera si se presentara la oportunidad.

"No me arrepiento de nada... Lo único que quería era verla, hablar con ella. Parece amable y divertida", afirmó el acosador.

Según explicó el fiscal del distrito durante la vista judicial, el pasado 7 de marzo Roger Alvarado voló a Nueva York, violando así su libertad condicional, que le obligaba a permanecer en Florida. Alvarado se dirigió directamente a la casa de Taylor Swift, a la que accedió tras robar una escalera de un edificio en construcción cercano y romper una puerta de cristal para conseguir entrar al patio de la vivienda.

Afortunadamente la cantante no estaba en casa, aunque su equipo observó minuto a minuto los movimientos del intruso a través de las cámaras de vigilancia instaladas en la propiedad. Lo hicieron desde Nashville, y avisaron inmediatamente al personal de seguridad que tiene Taylor contratado en Nueva York. Estos se pusieron en contacto con la policía.

Cuando los agentes se presentaron en el lugar, encontraron a Alvarado todavía en el patio. Lo arrestaron inmediatamente.