GSR / GTRES

Willy Bárcenas se sienta en su taburete para versionar 'Tu canción'

Nunca digas de este agua no beberé.

ESTEFANÍA FERNÁNDEZ | CUORE.ES -

A pesar de la posición "de mierda" (como diría la ganadora de 'Operación Triunfo') de 'Tu canción' en Eurovisión, la fiebre 'Almaia' (Alfred + Amaia) sigue causando estragos (aunque hayan reconocido que se han separado musicalmente hablando). El último en caer rendido ha sido Willy Bárcenas, que ha hecho su propia versión en acústico y la ha publicado en redes sociales.

A pesar del drama familiar que está viviendo el líder de Taburete (sus padres han sido condenados por el caso Gürtel), hay dos cosas que le siguen dando más alegrías que penas: su relación con la escritora Loreto Sesma, y hacer lo que más le gusta: ¡cantar!

Nos hemos sentido muy identificadas porque, a pesar de que 'Lo malo' sea un exitazo rotundo, la canción de Amaia y Alfred tiene su propio grupo de fieles seguidores y claro, después de tanto y tanto escucharla durante muchos meses, es imposible no engancharse a ella.

Pues bien, Willy lo ha reconocido públicamente: "Al principio no me gustó, después se me incrustó en el hipotálamo durante 3 días y ahora la canto yo", ha escrito en su perfil de Instagram.

Pa' dentro vídeo.

No le culpamos, esta edición de 'OT' ha calado muy, muy fuerte y no nos extraña que más de uno haga sus propias 'covers'.

En 24 horas la canción ya era todo un éxito de público... Y también de crítica. Hemos visto comentarios de todo tipo; hay a quien le flipa, como por ejemplo: "Hubiéramos quedado de los primeros contigo", "¡Qué gran versión has hecho! Grande, Willy".

Y luego están los que van a hacer daño: "Si ya era mala la versión original...", "He tenido que quitar el sonido de la pereza que me provoca el chaval"...

En definitiva, y como se suele decir, las opiniones son como los culos: ¡todos tenemos uno! Aunque sentimos decirte que a partir de este momento vas a tener en bucle (otra vez) la cancioncita.

Así son las cosas y así te las estamos c(a)ontando.

// Outbrain