Supervivientes / TWITTER

Si no viste el discurso de Lara Álvarez en 'SV', prepara el pañuelo porque vas a llorar

Nosotros lo hemos hecho.

MONICA HERAS | CUORE.ES -

Ya estarás al tanto de que los 'Supervivientes' han tenido que echar el cierre de su casa en Honduras. Todo para poder volver a España y cumplir con el aislamiento de 14 días que la normativa requiere a todo aquel que venga del extranjero, a tiempo de que se celebre la gran final con todos en plató.

La última expulsada ha sido Elena Rodríguez y después de una la prueba por el liderezgo, misma que ganó un eufórico Hugo Sierra, tocó despedirse de 'La Palapa' con el ya clásico discurso de Lara Álvarez (34). Pero amiga, ha sido demasiado emotivo y no hemos podido evitar echarnos a llorar... a ver, si es que estamos sensibles.

"Había dicho antes de entrar: 'No voy a llorar. Pues cerramos de nuevo esta 'Palapa'. Lo prometíamos al principio de esta edición, la edición más extrema. Habéis visto fuertes tormentas, lluvias, unas condiciones muy duras... pero creedme que nada comparado con estar lejos de vosotros en este momento tan difícil". Arrancaba la presentadora.

Lara no ha podido evitar que se le escapasen las lágrimas al hablar de lo duro que ha sido para todos estar alejados de su gente en estos momentos: "Os hemos tenido en el pensamiento cada minuto en estos más de noventa días que llevamos aquí lejos de casa. Los kilómetros nos separan pero hemos sentido vuestra lucha, vuestro dolor, hemos compartido ese crecimiento y superación día tras día. Entendimos que estando aquí lo único que podíamos hacer era, aunque lo que nos más nos hubiese gustado es estar cerca de nuestra familia y de la gente que queremos, entendimos que nuestra misión era sacar adelante esta edición con el mayor entusiasmo y la mayor ilusión que teníamos dentro".

Ha agradecido a todo el equipo que ha hecho posible el programa y en lugar de terminar apagando las luces, las han dejado encendidas: "la vamos a dejar iluminada y llena de vida, esa vida que pronto vamos a recuperar. Pronto va a pasar esto y seguro que salimos más fortalecidos con todo lo que hemos aprendido y nos querremos más que nunca. Compañeros, volvemos a casa." ¡Ains! y  lo a gusto que se queda uno después de una llorera como estas.