Supervivientes / INSTAGRAM

Caliente, caliente: Violeta y Fabio casi provocan un tsunami en 'Supervivientes'

Vuelven a calentar las aguas las playas de Honduras.

HENAR LANGA | CUORE.ES -

Fabio y Violeta se quitaron la vergüenza ante las cámaras de 'Supervivientes' cuando se dieron cuenta de que les habían grabado en una de las noches más apasionadas que tuvieron en la isla. La noche que se entregaron el uno al otro. Eso les ha ayudado aprender que en el 'reality' no tienen por qué cortarse un pelo con lo que dicen o hacen y ambos han entrado en el agua para volver a darse 'mimitos'.

Esta vez la valenciana, extrañada ante la situación de excitación de su compañero, ha decidido apartarse un poco, poner arena de playa de por medio, casi literalmente, para calmar las aguas de Honduras que se estaban calentando demasiado.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

¿Qué os parecen? 😍🔥🌴 #TierraDeNadie7

Una publicación compartida de Supervivientes (@supervivientestv) el

 

"Estamos vivos" ha dicho Fabio rápidamente al ver la cara de la 'superviviente' a lo que ella ha respondido "que no soy de piedra" refiriéndose a lo duro que le resultaba negarse ante la tentación de un nuevo acercamiento íntimo.

La cosa está que echa humo, ambos han protagonizado un momento único entre abrazos, cariñitos, besos y felicidad (alejados del resto) y claro al final pasa lo que pasa: "¿Me vas a pinchar como a los pececitos?" se reía la de 'MYHYV' al contemplar la excitación del argentino. Para cambiar de tema y relajar el ambiente Violeta ha decidido ponerse a recordar los momentos previos al concurso, cuando estaban en el hotel de Madrid, cuando se vieron por primera vez.

Pero, sin duda, el mejor momento para la pareja ha sido recibir a la visita de sus madres como sorpresa. Violeta se ha emocionado mucho al ver lo bien que se llevan entre ellas, la ilusión de la suegra feliz, vaya. A la vez, este, también fue un momento duro para los concursantes que no pudieron evitar llorar al despedirse de sus familiares con un gran abrazo de cuatro, demostrando que pueden ser una gran familia en el futuro.