Telecinco

Unos discuten y alguien se va por la pata abajo en 'Supervivientes'

Un clásico.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

De caquita va lo que te tenemos que contar, y lo decimos muy en serio, así que si no te apetece leer algo de lo más escatológico, deberías irte. Y si te quedas, que sepas que vas a ser testigo de uno de los momentos más emocionantes de esta edición de 'Supervivientes'. Y eso que los ha habido buenos.

Emocionante y también frecuente. Tal y como nos ha mostrado Carlos Sobera, uno de los participantes del concurso ha decidido hacer sus necesidades en el agua, y claro, adivina qué ha pasado. El regalito no tardó en aproximarse a la costa. Fue Chelo García-Cortés quien si percató de la existencia de un excremento en la playa: "Esto es una cerdada y no se hace", dijo la colaboradora de 'Sálvame'.

"Que lo puede hacer en el agua si quiere pero que lo coja, que es suyo, y lo entierre en la playa", añadió Carlos Lozano antes de rematar con un "además, se ha tenido que hacer daño porque es enorme". Y es que su malhumor tenía un motivo: le ha tocado a él recoger el excremento.

Pero hay más novedades en los Cayos Cochinos. La primera salvación de la semana la ha protagonizado Isabel Pantoja, quien ha asegurado su permanencia en el programa al haber sido la más votada por los espectadores. Nos ha sorprendido su alegría, ya que hace pocos días solo pensaba en abandonar. La Pantoja estaba nominada junto con Carlos Lozano, Chelo García-Cortés y Albert.

Telecinco

Felicitando a su mami.

 

Violeta, otra de las grandes protagonistas de esta edición de 'Supervivientes', también nos está regalando grandes momentos. El último, los duros enfrentamientos entre la extronista y Fabio. Como habrás podido ver en los últimos vídeos, Violeta ha sido desterrada a la playa de los abandonados y se enfadó con sus compañeros cuando estos le pasaron sus prendas mojadas. Despotricó y despotricó, sobre todo contra Fabio (su chico), Omar y Mahi.

El argentino no tuvo reparos en decir lo que le parecían los gritos de Violeta: "Como le gusta un vídeo, vaya papelón. Es como una niña de 15 años, caprichosa", dijo el exgran hermano. Ella seguía como si nada.

La cosa parecía que no podía ir a peor, pero sí, ha ido. La tensión aumentó cuando Violeta exigió que se le diera la porción de comida que le correspondía con unas formas que no le gustaron a Fabio. "Lo grita como si nosotros le estuvieramos robando cosas, pero qué le pasa", comentó el argentino. Vaya, vaya. Crisis en el paraíso, ¡qué mal!