chrishell.stause / INSTAGRAM

'Selling Sunset': la movida de Chrishell y Christine está... ¡Fuera de cámara!

En concreto, en Instagram, hogar de los 'beefs' 2.0.

ARACELI OCAÑA | CUORE.ES -

Es nuestro drama del momento: si, como nosotras, te has enganchado viva a 'Selling Sunset' (el reality sobre una inmobiliaria de Los Angeles donde la excusa es ver mansiones todo el rato pero al final te quedas por los dramitas del equipo de ventas de la compañía), no queremos 'spoilearte' demasiado pero tienes que saber que el mal rollo de Chrishell Stause y Christine Quinn es más fuerte fuera de cámaras que frente a ellas. De hecho, la primera acaba de explicar por qué ha bloqueado a su compañera en Instagram.

Porque que se llevan mal es algo que en la primera temporada del 'reality' parecía estar bastante claro (recordemos que una le tiró una copa encima a la otra, de hecho ahora el cóctel que contenía se llama 'Chrishell Two Faced Tonic'), pero en la segunda parte (que ya se puede ver en Netflix) parecían haber salvado lo suyo y por lo menos se soportaban... Y ahora sabemos que era de cara a la galería (o a las cámaras, que es lo mismo).

Lo ha explicado Chrishell en el podcast de la BBC 'The Reality Tea': "Mucha gente en Instagram se ha dado cuenta de que, últimamente, no la he etiquetado en nada y eso es porque, voy a ser muy honesta con vosotros, chicos, la tengo bloqueada. Y es una de esas cosas que me resultan de crías y ridículas. Pero tengo los pantallazos. Ella sabe por qué la he bloqueado. Estoy segura de que espera que nunca os enseñe por qué está bloqueada, porque le daría mucha vergüenza."

Por supuesto, Chrishell ahora ha conseguido atraer nuestra atención...

Y ha explicado por qué tampoco fue a la fiesta de compromiso de Christine (y no es porque volviesen a volar las copas): "Es interesante cuando estás haciendo ese equilibrio en las relaciones personales, pero fuera de cámaras, ya sabes, no grabamos las 24 horas, no me pareció bien que delante de las cámaras de repente estuviese, ya sabes, supercariñosa, y pidiéndome ir." Vamos, que la amistad era más bien para el público... ¡Como si el 'reality' fuese todo buen rollo!

Eso sí, parece que aún hay una puerta abierta a la reconciliación... Y nosotras nos alegramos, porque nos gusta un salseo, pero en el fondo nos gusta más la gente que se acaba perdonando. "Sentí que si interactuásemos un par de veces más y pareciesen de verdad, fuera de cámaras, quizá podríamos llegar ahí [a ser amigas, se entiende]".