Diyah Pera/Netflix

La nueva Sabrina... ¡Es alérgica a Salem!

Lo que nos faltaba.

CUORE.ES -

Netflix ha rescatado a uno de los personajes televisivos más populares de finales de los 90, Sabrina, para enganchar a toda una nueva generación a las aventuras de la bruja adolescente, aunque en esta ocasión la historia dejará de lado su antiguo tono humorístico para abrazar una temática mucho más oscura y siniestra. Lo sabemos, bajón. Lo que no ha cambiado lo más mínimo ha sido el compañero que acompañará a la joven en muchas de sus andanzas, como consejero y en ocasiones mala influencia: el gato Salem.



En la serie original, Salem era en realidad un antiguo brujo condenado a pasar cien años atrapado bajo la forma de un gato (uno que podía haber salido en El Club de la Comedia, todo sea dicho) como castigo por tratar de conquistar el mundo, pero por el momento se desconoce qué enfoque dará el remake al personaje o si será capaz de hablar.

Evidentemente, a Kiernan Shipka, la actriz elegida para convertirse en la nueva Sabrina, le ha tocado pasar bastante tiempo junto a los cinco gatetes que se utilizan para dar vida a Salem y, por esas ironías del destino, descubrió que era alérgica a los gatos en su primer mes de rodaje.

"El gato es el único miembro del reparto con el que no me llevo bien", ha bromeado la joven actriz en una entrevista a la revista Vulture. Y no es para menos si se tiene en cuenta que la primera vez que cogió en brazos a Salem acabó con ronchas por toda la piel.

En vista de que la serie, titulada en inglés 'The Chilling Adventures of Sabrina', ya ha sido renovada para una segunda temporada antes incluso de su estreno el 26 de octubre, Kiernan habrá buscado sin duda alguna forma de atajar esa inoportuna alergia.