TVE

Pelayo Díaz vuelve a sus tiempos mozos en 'Bailando con las estrellas'

Maquinilla de afeitar al canto.

JUANDE CORRALES | CUORE.ES -

No sabemos si es por aquello que dijo de que 'Bailando con las estrellas' era algo así como la mili, o por querer retroceder en el tiempo, pero lo que está claro es que Pelayo Díaz se ha dejado la cara sin un pelo (de tonto). A lo mejor por la formalidad del vals vienés, el baile que le ha tocado en el último programa, ha querido darle duro al estilismo y parecer lo más señor posible.

Si con el baile de la semana pasada, se sintió en su salsa rodeado de tanto maniquí: "He disfrutado de mi pasión, que es la moda, con mi nueva pasión, que es el baile, y con mi nueva chica favorita, que es Inés"; ahora con el vals, Pelayo se preparó para eso que cantaba Sergio Dalma de 'Bailar pegados': "Por fin nos toca un baile que es más 'cuerpo a cuerpo'", pero, una cosa, no quita a la otra, y vueltas iba a tener que dar el estilista: "Presiento que nos vamos a marear aquí...", confesaba en uno de los ensayos.

El vals es "sutil", reconoce Inés, su compañera en esto de menear el 'body', quien confiesa que al formar una pareja tan "cañera", esta coreografía iba a costarles un pelín de trabajo... "La posición es mucho más rígida y yo soy mucho más de volverme un poco loco, entonces es un reto", reconocía Pelayo, quien, eso sí, parece que tenía ya claro en los ensayos que la sorpresa iba a dárnosla, porque nos prometía que veríamos "un nuevo Pelayo".

Y así ha sido, al ritmo del vals, le hemos visto lucir su rostro imberbe, que nos ha recordado, sin duda, a sus tiempos mozos cuando salía con David Delfín.

GTRES

Quizás por eso se ha afeitado Pelayo, ya que tras bailar el vals, ha reconocido haber buscado en los recuerdos para sentir y soñar: "Estoy en un momento muy especial de mi vida, y busqué ahí, busqué en los recuerdos: esta semana hace un año que murió David Delfín y, bueno, lo he tenido muy presente".

Sea como sea, al estilista le ha funcionado, ya que el jurado ha tenido una buena crítica para con Pelayo y su compañera: "Has creado un marco perfecto", le han comentado los jueces, que han reconocido el "esfuerzo enorme" que ha hecho Pelayo Díaz durante la semana. "Creo que este es el camino" le ha apuntado Joaquín Cortés, por su parte.

No obstante, a la hora del ranking, no es que hayan quedado en muy buena posición: Pelayo Díaz e Inés se encontraban en el antepenúltimo puesto (con un 6), mientras la lista la encabezaba Amelia Bono, seguida de Bustamante y Yana Olina (ambas parejas con un 10). Pero claro, como el televoto tiene la última palabra, el cuento cambió un poquito: la expulsión quedó entre Rossy de Palma y su pareja de baile Santiago (en el ranking del jurado tenían un 9) y Pelayo y su bailarina, para finalmente, ser la actriz quien ha abandonado el 'talent show'.

G3-CAT / GTRES

Eso sí, Rossy no se ha dejado nada en el tintero, y aunque comenzó con un "no pasa nada", luego ha querido hablar alto y claro: "Yo creo que se lo pierde el público y el programa, sinceramente, no lo entiendo, pero no importa. Yo lo que me fastidia, realmente, es que la semana que viene teníamos un tango, 'La cumparsita', un tango uruguayo, mi bailarín es un bailarín maravilloso uruguayo, y no haberle dado ese placer, me fastidia muchísimo". 

Y tan disgustada estaba, que el ramo de flores (o de consolación, también podría llamarse) que le dan al abandonar 'Bailando con las estrellas', no lo ha querido coger, y cuando finalmente lo ha cogido, lo ha tirado. Menos mal que Pelayo Díaz, aprovechando que se casa, fue corriendo a cogerlo como en las películas.

G3-CAT / GTRES

Eso sí, ¿habrá pensado ya en su baile nupcial? Después de bailar el vals, le han preguntado si se decantará por ese baile y Pelayo parece no verlo muy claro: "Querría preparar un mix", ha explicado, y es que ya sabes, lo típico no va con él, y no iban a bailar el 'Danubio Azul' precisamente... En cualquier caso, le quedan unas cuantas clasecitas que darle a su Andy, ya que cuando le han preguntado qué tal baila su futuro marido ha respondido: "Él mal, la verdad".

Pues ale, deja a Inés un rato y ¡ponte a ensayar con él, que la boda está aquí ya!

princepelayo / INSTAGRAM

Así se prepara un 'Dientes, dientes'.

// Outbrain