La Aventura

Quiénes son los verdaderos 'parásitos' en la peli ganadora de los Oscar

Sí, la cinta surcoreana de la que todos hablan y que tú tienes que ver sí o sí.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Que una película asiática llegue a Hollywood y se lleve cuatro estatuillas es una clara señal de que el mundo está cambiando, y de que la Academia (la que otorga los Oscar) acompaña esa evolución. Pero eso es otra historia. La que aquí nos trae tiene que ver con lo que se cuenta en 'Parásitos', el thriller dirigido por Bong Joon Ho.

Habrás oído hablar de la cinta y de cómo se centra en la tradicional lucha de clases, o lo que es lo mismo, el contraste entre pobres y ricos. Pues bien, el guión de 'Parásitos' sigue la vida de dos familias surcoreanas, una perteneciente a la élite económica y social del país, y otra que vive en un sótano y se gana la vida doblando cajas de pizza.

La Aventura

Una de las escenas más impactantes

La brecha social entre la opulencia de unos (los ricos viven en un casoplón diseñado por un famoso arquitecto) y la miseria de otros es lo que primero llama la atención nada más empezar a ver la cinta. Unos con tanto y otros con tan poco, dirás. Pues sí. El caso es que por una casualidad la familia pobre termina trabajando para el clan adinerado y poco a poco se va aprovechando de la riqueza ajena. ¿Cómo? Disfrutando de la casa cuando los dueños se van de vacaciones, cobrando cada uno de ellos una especie de sueldo y hasta comiendo de su propia comida.

¿Te acuerdas de 'Downton Abbey'? Te diríamos que Bong Joon Ho ha trasladado la dinámica de la serie británica al contexto social (y mucho más realista) de la sociedad surcoreana. También le ha añadido un toque de suspense al estilo 'La habitación del pánico' (David Fincher, 2002), fórmula que hace de 'Parásitos' una peli irresistible. Por cierto, nos encanta la idea de que un búnker, más que un refugio seguro, es una auténtica trampa.

La Aventura

Los forrados de la historia

Pero ojo porque los buitres no son los de la clase baja. Los que viven a costa de otros no son los pobres, para nada. El punto de vista del director es muy distinto y funciona como una crítica social brutal. Los que dependen de los demás ya sea para alimentarse, desplazarse en coche o incluso para aprender a hablar inglés son los ricos. Viven aislados en la abundancia económica y solos son inútiles. Necesitan parasitar para sobrevivir. Los que se tienen que ganar la vida con muchísimo esfuerzo, trabajando en las tareas del hogar, cuidando de niños, haciendo de chófer o hasta de profesor de idiomas son los que no tienen ni un duro. Y son independientes.

Aquí se critica el capitalismo y se lo compara con el régimen cerradísimo de Corea del Norte (lo verás cuando la madre pobre se pone a imitar a Kim Jong-un). Cada plano importa y todos los detalles están más que pensados (hasta la flecha india aquí utilizada como símbolo de resistencia al imperialismo gringo).

La aventura

¿Te apetece ver la cinta? Ármate de valor (es durilla) y prepárate para un final inesperado. Y si al terminar no puedes pensar en otra cosa, que sepas que el director surcoreano tiene más pelis. Las que merecen mucho la pena son: 'The Host' (2006), 'Mother' (2009) y 'Rompenieves' (2014).