Ellen DeGeneres / GTRES

Los Oscar vuelven a un viejo formato: sin presentador

Más rápidos irán.

CUORE.ES -

Teniendo en cuenta que las posibilidades de que Kevin Hart recupere ese papel de maestro de ceremonias al que renunció como consecuencia de la polémica generada por su pasado de chistes y comentarios homófobos son prácticamente nulas, y también que los principales candidatos para sustituirle de cara a la próxima ceremonia de los premios Oscar ya se han descartado personalmente para tomar las riendas del evento, la teoría de que la gala prescindirá finalmente de la figura de un presentador no ha dejado de cobrar fuerza en las últimas horas y finalmente la Academia ha confirmado que así será.

Según la revista especializada Variety, los productores de la retransmisión de la gala habían trabajado a contrarreloj para ofrecer una solución que permitiese desbloquear la situación y, sobre todo, empezar a planificar ya tanto la estructura de la gala como todas esas actuaciones destinadas al entretenimiento del público y de los televidentes, y la posibilidad ganadora fue seguir el ejemplo de la última vez en que los Oscar no tuvieron presentador, una gala que se remonta al año 1989.

En ese sentido, los organizadores de la ceremonia se habrían propuesto ceder todo el peso de la noche a las actuaciones musicales que, como es tradición, deberían ofrecer los nominados en la categoría de mejor canción original, unos artistas cuya identidad todavía no ha trascendido públicamente pero que, probablemente, apunten a nombres como los de Lady Gaga (32), Kendrick Lamar o la incombustible Dolly Parton.

Como resultado de estos cambios de última hora, según las fuentes a las que ha tenido acceso Variety, la sección inicial reservada a ese mordaz monólogo de presentación que habría de ejecutar el maestro de ceremonias será eliminado, mientras que esas breves apariciones que servían para delimitar las diferentes partes del evento tendrían ahora como protagonistas a las mismas parejas de actores y actrices que introducen los premios.

Hay que recordar que falta poco más de un mes para que el Dolby Theater reciba un año más a las estrellas del cine y a un sinfín de estrellas emergentes (Anna Allen, no te olvidamos) que podrían ver sus carreras consagradas en una noche tan especial.