Osiris Martínez

Soy minimalista

'Digital nomad' por Osiris:

OSIRIS MARTINEZ | CUORE.ES -

Esta semana, te quiero hacer unas cuantas preguntas. A ti, que me estás leyendo. A ti, cuyo(s) armario(s) está(n) lleno(s) de ropa, de complementos, de cosas que ni siquiera recuerdas que tienes. Hablemos de esas mudanzas que todos hemos hecho con la famosa coletilla de ‘¡Cuánto he acumulado sin haberme dado cuenta!’. Hablemos de la actual cuesta de enero, tras haber derrochado dinero en regalos materiales, en compras de cosas y bienes materiales que, tarde o temprano, acabarán amontonados en un rincón olvidado.

Osiris Martínez

Hablemos de todas esas ‘nuevas necesidades’ que se crean sin cesar y nos meten en una rueda que nunca deja de girar. Hablemos de esa felicidad que pensamos poder alcanzar a través de esas cosas tan ‘necesarias’ para las que realmente trabajamos tanto, ya que con ese esfuerzo ganaremos el dinero suficiente para comprarlas. Hablemos de todo eso y paremos un segundo. ¿Realmente son esas cosas las que nos llenarán el día de mañana, en ese inevitable momento de balance vital? ¿Crees que esa es la llave de tu felicidad? Te lo pregunto a ti, porque he estado ahí. He comprado tantas cosas, deseado tantos objetos, ropa, complementos… He acumulado tanto en mis armarios que ese peso pudo con mi mente. Cuando empecé a cambiar de vida y a darme cuenta de que mi camino tenía que ser distinto al que estaba llevando, cuando empecé a querer realmente vivir siendo una nómada y vivir viajando, todas esas cosas que había acumulado pesaban más que nunca. Me anclaban.

Poco a poco, las fui soltando, regalando, tirando y vendiendo. Ahora, algunas de ellas reposan en un trastero. ¿Y sabéis qué? Jamás las he echado de menos. Y no quiero seguir acumulando nada nuevo. Me declaro oficialmente ‘minimalista’. El minimalismo se resume en lo siguiente: vivir con poco. Vivir con lo necesario. Que no te falte de nada, pero que no te sobre nada que pueda frenarte, crearte dependencia o pesar sobre tu mente. Ser minimalista me ha hecho feliz. ¿Por qué no lo intentas?

Osiris Martínez