Telecinco

Mientras Melyssa habla de boda... Tom y su (arrítmico) 'edredoning' con Sandra lo dicen todo

Pues ya estaría.

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

Como diría nuestra querida Fani de la primera edición de 'La isla de las tentaciones', Tom Brusse y Sandra se han lanzado cuesta abajo y sin casco. Era previsible porque entre ellos se veía una tensión que se podía cortar con un cuchillo pero... ¡Habemus primer 'edredoning' en República Dominicana! Y no tiene pinta de ser el último.

Pero antes de que Tom y Sandra que metieran entre las sábanas... Esta se mostraba un pelín reacia a seguir sientiendo algo más por el exnovio de Melyssa. Ambos mantenían una conversación en la zona de las hamacas donde le decía que: "Yo cuando un chico me ha gustado, lo he dejado" y él le preguntaba: "¿No quieres querer a nadie?". "Sí, sí quiero, pero tengo miedo a que me hagan daño", terminaba la conversación.

Así que, después de las confesiones, la nueva pareja se fue a la cama a supuestamente dormir pero... Nada de eso. Empezaron con el jueguecito de darse besos y arrumacos pero la cosa poco a poco se fue calentando y... Pasó lo que pasó. "Ya no aguantaba las ganas, somos humanos", comenta Tom después.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Tom y Sandra no pudieron aguantar más las ganas y acabaron dandolo todo esa noche

Una publicación compartida de SV2020 - LIDLT - GHDUO - GHVIP (@tv.realitys) el

Ninguno de los dos mostró arrepentimiento alguno y de hecho hasta hablaron de que ya una vez hecho esto podrían irse a España juntos y pasar de 'La isla de las tentaciones'. Esto pinta a que Melyssa tendrá más imágenes.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

🤐 #LaIslaDeLasTentaciones5

Una publicación compartida de La Isla de las Tentaciones (@islatentaciones) el

Y en cuanto a ella, mientras todo esto ocurría en Villa Montaña, Melyssa hablaba con las chicas de boda con Tom. Madre mía cuando vea lo que ha estado haciendo su novio en la próxima hoguera. "Él se quiere casar en Marrakech pero yo le he dicho que no quiero una boda árabe, sino cristiana. Así que por eso no podemos hacerla allí", comentaba ingenua a todo.