El Hormiguero / TWITTER

Las borracheras han ido marcando la vida de Melendi

La crisis de los cuarenta no se le ha aparecido todavía.

HENAR LANGA | CUORE.ES -

Melendi, ha pasado por El Hormiguero para contarle a Pablo Motos algunas novedades sobre su vida. Entre otros, el cantante está de enhorabuena porque acaba de ser papá de nuevo, su joyita se llama 'Abril', con ella ya cuenta con cuatro retoños en su libro de familia y la sonrisa que traía el invitado al programa lo decía todo, no puede estar más contento con este regalo de la vida y del amor. 

 

 

El asturiano está viviendo un momento muy feliz de su vida, tanto personal como profesional. Su salto a la gran pantalla ha sido algo que ha sorprendido a todos sus fans, resulta que el artista pondrá voz a uno de los personajes de la nueva película 'Cómo entrenar a tu dragón 3', concretamente al villano de la saga que se cerrará con esta última entrega. Pero no contento con esto, se ha arremangado y ha compuesto una de las canciones que conforman la banda sonora, titulada: 'El cielo nunca cambiará'.

Pero no todo va a ser cine, Melendi ante todo es cantante y así lo confirma con su gira llamada 'Mi cubo de rubik' con la que pretende visitar unas cuantas ciudades de nuestro país. En cuanto Pablo Motos se ha puesto a hacerle preguntas, ha salido el sueño frustrado del invitado, él quería ser futbolista pero por casualidades de la vida y 'una borrachera' acabó siendo cantante.

Según ha contado el artista, su éxito vino dado por una serie de casualidades: Él trabajaba en un bar, se emborrachó una noche y como no terminó de llenar las neveras con las bebidas volvió al día siguiente para rematar la faena. Cuando llegó se encontró con una prueba a un cantautor, amigo suyo, y les propuso a los managers cantar alguno de los temas que había compuesto. Como por arte de magia aquellos señores los ficharon a los dos y hasta el día de hoy sigue su historia.

Después de cumplir 40 años y sin crisis ninguna asomando por su vida, el de 'Un violinista en tu tejado' sigue al pie del cañón trabajando con más ganas que nunca en su carrera musical. Y, aunque, él mismo ha dicho que 'las borracheras han ido marcando su camino' eso forma parte del otro Melendi que quedó atrás.