lecraneclothing / INSTAGRAM

'Masterchef' da el pistoletazo de salida con bronca incluida

Las buenas costumbres no se pierden.

VICTORIA LUPIÁÑEZ | CUORE.ES -

Si todavía no habías asimilado todo lo que había pasado en la final de 'Maestros de la Costura', TVE no nos ha dejado mucho más tiempo para reponernos porque ya ha vuelto a ocupar nuestras noches con la sexta temporada de 'Masterchef' que ha cogido el testigo del programa de costura y ha empezado con bronca de Jordi Cruz incluida.

Y mira que la cosa empezó relajadita, con buenas recetas y con muchísimas historias de superación con las que casi se nos escapa una lagrimita, pero pese a estos momentos iniciales, la cosa se empezó a poner un poco tensa hacia mitad del programa cuando un aspirante entró un poco crecido.

Jorge (el aspirante) contó su historia y le dijo al jurado que su sueño era tener su propia empresa de catering, algo que gustó mucho a Samanta y esta le dijo, medio en broma, que seguro que era un amante de su cocina (porque es a lo que se dedica cuando no está en la tele), con tan mala suerte que el chico le contestó que no, que de los tres era la que menos le gustaba.

Y por si no había quedado claro el tema, el aspirante recalcó: "Me pareces un poco sosa". Y no contento con eso, cuando comenzó a cocinar también demostró sus dotes como cantante, recibiendo un toque de atención por parte de la propia Samanta diciéndole que no debía cantar puesto que podía molestar a sus compañeros.

Pero las formas del aspirante no fueron mucho mejores y murmuró por lo bajo un "cuanta maldad hacia mi persona", algo que terminó de colmar el vaso de la paciencia de los miembros del jurado: principalmente el de Jordi que, ni corto ni perezoso reconoció que el plato de Jorge estaba bien, pero que no le iba a dar el sí por su falta de educación y respeto hacia Samanta.

Pepe tuvo que romper el empate entre el sí y el no, y finalmente, tras pasar por cocina todo el casting, la suerte estuvo de su lado y se hizo con el delantal número 15, no sin antes dejarle claro que esperaban un cambio de actitud por su parte.

Después, primera prueba de exteriores: tuvo como escenario Segovia y su fantástico acueducto y fue aquí donde pudimos volver a ver a Eva González (40) como presentadora y con uno modelitos premamá de lo más bonitos y es que aunque ya ha sido mami, los programas se grabaron antes de que diera a luz.

En Segovia los aspirantes tuvieron su primera prueba por equipos que aseguró al equipo azul una semana más en el programa y mandó al rojo a la primera prueba de eliminación que comenzó con la entrega de la tercera estrella Michelin para Jordi Cruz y que acabó con el primer expulsado, Fernando, al que, lo sentimos, no nos ha dado tiempo ni a coger cariño.

Así que ya sí que sí, esto ya ha arrancado y nosotras estamos más que deseando que ya sea el siguiente programa y poder ver todos los platos, las pruebas y, por supuesto, a Eva, auqnue vaya a estar solo a ratitos.