TVE

'Masterchef Celebrity' se cobra su primera víctima: Paula Prendes, para casita

La cosa ha empezado calentita.

JUANDE CORRALES | CUORE.ES -

Muchas risas parecía prometer la tercera edición de 'Masterchef Celebrity', pero que la cosa viene seria, no la puede negar nadie. El estreno ha sido un bombazo, no diremos que no, pero, sin más dilación, ya han tenido a su primera expulsada. Paula Prendes ha dicho adiós a las cocinas y a sus compañeros, con una buena ración de pena...

Ahora bien, el programa no comenzó con pena, precisamente: Miguel Ángel Muñoz (35) ha sido el primer invitado de 'Masterchef Celebrity 3', y le ha tocado hacer de jurado especial (que le pregunten a Ana Guerra si es especial). La cosa ha comenzado con caja misteriosa, de la que se han tenido que repartir los 16 ingredientes. No te pienses que, por ser el primer día, iban a pasar la mano... Malas valoraciones ha pillado la mayor parte de los concursantes (María Castro, Mario Vaquerizo y Dafne Fernández, entre otros), pero no todo han sido desastres: Paz Vega, Óscar Higares y Boris Izaguirre han salido los más destacados (para bien).

A Carmen Lomana le ha caído bronca por desgana, y es que Jordi Cruz le dio un buen repaso: "Te pido, por favor, que me hagas cambiar de opinión", le espetó, mientras que Carmen le replicó que se equivocaba: "Soy una persona muy trabajadora y muy perseverante", vamos, que ya hemos tenido primer encontronazo.

La prueba de exteriores fue, cuanto menos, caótica. ¿Te imaginas a Antonia Dell'Atte haciendo de capitana? Pues lo fue y, contra todo pronóstico, fue la que mejor trabajó; así que, imagínate el resto... Ni Eva González (37), que siempre está ahí para levantar los ánimos, ha podido darles una palmadita en la espalda: "Hoy no os puedo aplaudir el servicio", y es que de "postre desastroso" tachó la chef Samantha el trabajo del equipo azul, con Óscar Higares a la cabeza.

Antonia Dell'Atte ha sido la primera en gozar de las mieles de la victoria y, junto a Paz Vega (salvada por ella), se ha librado de la primera prueba de eliminación. Esta última lucha de la noche consistió en algo bastante dulce... ¡Bombones! Antonia los repartió y menudo ojo tuvo, o eso pensaría la pobre Paula Prendes, quien no fue capaz de presentar su creación terminada. Por culpa de olvidarse del relleno, se convirtió en la primera eliminada, y no estaba, precisamente, contenta: "Estoy tristísima. He hecho todo el trabajo pero no ha salido. Me encuentro fatal, de verdad", ha confesado la actriz, quien también ha dicho: "Siento una rabia terrible porque tenía muchas ganas de estar aquí con vosotros. Me he preparado bastante y me siento fatal".

Para Pepe, Jordi y Samantha ha tenido buenas palabras, ¿quizás de cara a la repesca que suele haber? "Me llevo mucho compañerismo, y también al jurado, que parece muy malo pero en realidad no lo son para nada", ha dicho Paula Prendes antes de abandonar las cocinas.