lacasafuerte_tv / TWITTER

¡Toma beso! Labrador... Muy mordedor en 'La Casa Fuerte' con Maite Galdeano

Ya sabes, los 'reality shows' te cambian la vida.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Qué sería de los 'reality shows' sin una buena historia de amor... O unos besos, aunque sea. Y si en 'Supervivientes' hemos delirado con el acercamiento (poco probable) de Ivana y Hugo Sierra, esta vez estamos 'living' con el morreo de Maite Galdeano y Labrador. ¡Se han comido a besos!

Pero ojo, porque la historia trae cola. Labrador es un mordedor nato. En 'La Casa Fuerte' no iba a ser distinto, 'of course'. Leticia Sabater ya había reconocido en la última gala que estaba un poco por él, pero ha sido la de la 'papela del camión' quien se hizo con el premio. Bueno, el premio, los besos. A ver cómo te lo contamos.

Todo ha empezado como un jueguecito entre la madre de Sofía Suescun y el de 'MYHYV'. El termómetro ha ido subiendo y aquí los tienes... ¡De chuleo!

Han protagonizado una boda ficticia en el jardín de la casa, y zasca, se liaron a besos delante de todos. Maite, muy fiel a lo que estaba sintiendo, ha comentado que su intención es "dejarse llevar". Y añadió: "Que fluya, estoy muy tímida. Hace cinco años que no pasa nada", ha confesado. ¡Vamos, Maite! 

via GIPHY

Lo mejor es que Labrador, que tuvo una relación con Ylenia Padilla en la época de 'Gandía Shore', también ha hablado: "No tengo ningún problema en dejarme querer. Si me dan amor, bienvenido sea", afirmó. Pues ya está. 

Después de los besazos, hubo cenita romántica. Y ella abrió su corazón: "Me he hecho ilusiones contigo, los besos que me has dado me han parecido de verdad. El amor me da un poco de miedo", expresó la exgran hermana. 

lacasafuerte_tv / TWITTER

Esto ha ido a más

¿Y qué opina Cristian Suescun del chuleo de su madre? "Hazla feliz", ha dicho sin más. A Oriana Marzoli, que también concursa, la historia no le hace nada de gracia, tanto que ha llegado a decir que le está dando "verguenza ajena". La venezolana suele ser muy directa a la hora de expresar sus opiniones, y esta vez no ha sido distinta. No lo aprueba, no se lo cree, no le gusta... Veremos qué pasará según vaya pasando el tiempo. De momento, la polémica está servida.