Carmen Raya / INSTAGRAM

Los Ángeles no es ciudad para peatones vol. I: ¿Quién dijo aceras?

Precaución, amigos.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

"Vamos a dar un paseo" es una frase que puede que tenga traducción en inglés ('Let's go for a walk', toma bilingüismo del bueno), pero que dudo mucho que haya sido pronunciada alguna vez por un angelino. ¿Acaso no les gusta pasear a los residentes en esta ciudad? Bueno, lo mismo lo que les pasa es que no quieren morir en el intento.

Sí, queridos, porque caminar en la 'City of Stars' es más peligroso que irse de acampada con 'Frank de la Jungla'. ¿Los motivos? Muchos y variados, pero hoy nos centraremos en el principal y en futuras entregas os iré contando más. Dentro vídeo. (sé que no es un vídeo, pero siempre he querido decir esta frase).

Ace... ¿qué?

Las aceras en Los Ángeles brillan por su ausencia de la misma manera que los títulos universitarios escasean en el plató de 'Hombres Mujeres y Viceversa' (un saludo desde aquí a todos los tronistas y pretendientes). No miento. Cada vez que introduzco mi destino en 'Google Maps' me salta el mensaje de "puede que este camino cuente con tramos en los que le sea imposible seguir andando". Que claro, la primera vez que lo vi pensé: "A ver, lo mismo es que, en base a mi historial de búsquedas en Google, los muy cotillas saben que tengo la misma forma física que la que demostró Chelo García Cortés en 'Supervivientes', hay una cuesta pronunciada en el trayecto y se piensan que me va a dar una pájara". Pero no. 

Lo cierto es que las aceras, cuando las hay....  ¡desaparecen! (no todas, pero la gran mayoría). Además, no os creáis que te avisan con un cartel de "su acera dejará de estar disponible en los próximos metros". Vaya, que los peatones en Los Ángeles nos enfrentamos a lo que yo llamo "el acantilado aceril". ¿Sabéis esa sensación de ir a subir un escalón y no haber? Pues lo mismito. Que te quedas mirando a todos lados como diciendo...

¿Y a qué se debe este maravilloso fenómeno? Pues atentos que aquí va una de mis teorías (porque a mí lo de teorizar me flipa, ya me iréis conociendo). La mayoría de las veces, "el acantilado aceril" aparece cuando tienes que atravesar una zona residencial. ¡Ajá! Así pues, ¿qué mejor sistema de seguridad que no 'poner' acera para que nadie pueda pasar por tu casa? 

Gracias Antonio (y si me estás leyendo, invítame a los Oscar, que ese día tengo la agenda libre).

Y no, no estoy loca. Hay zonas que solo puedes atravesar en coche y si quieres acceder a una de las casas (porque vas de visita o a robar, yo no juzgo a nadie) o metes el coche en la propia vivienda o te tiras en marcha (aunque también puedes pedirle al conductor que pare un poquito).

Vaya, que sus residentes se aseguran de que quien se desplaza hasta allí tiene realmente un motivo de peso. Mira tú qué listos.

¿Moraleja? Dejaos de tanta alarma de seguridad y de tanto invento tecnológico, y pedidle al ayuntamiento de vuestra ciudad que os quite las aceras que 'rozan' vuestras casas.

P.D: En esta ciudad lo de decir que te has levantado tan temprano que las aceras no están puestas podríamos decir que, dependiendo del barrio, es LITERAL y puedes usar dicha frase sin restricción de horarios. Fantasía.