INSTAGRAM

Todo lo que sé de Hollywood (del de verdad) me lo han enseñado las Kardashian

Gracias, 'keridas'.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

Me van a permitir (poco se habla de lo educada que soy cuando me pongo intensa) que hoy dedique mi columna semanal en Cuore ('my weekly column in italian heart', bilingüismo) a un clan que, desde que comencé en esto de la prensa rosa, el cotilleo y las celebrities, me fue preparando durante años, y con un porcentaje de veracidad del 100%, de todo lo que tendría que hacer si quería triunfar al pisar suelo angelino (angel floor). Y sí, hablo de las Kardashian, quienes acaban de anunciar que el año que viene su reality show, 'Keeping Up With The Kardashians', llegará a su fin.

[Que sí, Kris Jenner (64), que ya lo sabemos, tranquila].

Pero no, no hablo de la fama, el dinero y el glamour (que eso me está esperando a la vuelta de la esquina, 'to the round of the corner', ya os lo digo), sino de cómo funciona verdaderamente esta ciudad (en la que llevo viviendo algo más de año y medio) y, sobre todo, de cómo funciona Hollywood. Porque, ¿os acordáis cuando os conté que el 'late motiv' de Los Ángeles es el 'fake it until you make it'? Sí hombre, ese dicho que hasta me dijeron en mis clases en la universidad... ¿No?

Bueno, para refrescaros la memoria ('refresh the memory'), simplemente deciros que esta frase tienes que tatuártela a fuego si quieres llegar a algo en una ciudad en la que cada día aterrizan 186.459 actores, directores, modelos, productores, escritores, y demás profesiones que te hacen vivir constantemente en el límite del umbral de la pobreza, queriendo petarlo ('peting', bueno, esto igual es otra cosa, 'whatever'). Tiene que ser tu mantra ('blanket, pero con r'). Ah, perdón que se me olvidaba, en español (aunque ya sé que todos en España sois bilingües, mentirosillos), esta frase significa "fíngelo hasta que lo consigas"

Hombre Kris, madre y mánager Kardashian, qué te voy a contar yo a ti si la primera piedra de vuestro mil millonario imperio familiar la pusiste tú misma filtrando una cinta de vídeo (qué grandes tiempos aquellos #nerverforgetVHS) en la que tu hija Kim Kardashian (39) aparecía manteniendo relaciones sexuales con su novio de aquel entonces.

A ver, yo no soy madre y no sé si yo sería así en una situación como esa, pero ya te confirmo (y no por el pinganillo) que Paquita, mi progenitora (hola madre, que sales en Cuore), jamás actuaría así. Pero claro, viviendo en las colinas de Hollywood y siendo tu hija Kim Kardashian, estilista y amiga de Paris Hilton, Kris Jenner tuvo una revelación: hacer del 'fíngelo hasta que lo consigas' la base de su éxito.

Porque por más que algunos se empeñen en tacharlas de ordinarias, de mediocres, de vivir del cuento (to live from the tale), de no tener estilo y de vender humo, lo queramos o no, su humo vale oro (y lo dice Forbes, no yo). Así pues, y sin más dilación, he aquí el manual de como 'fake it until you make it' en Hollywood al estilo Kardashian

- Actúa siempre como si el mundo girara en torno a ti

Queridos, en Hollywood ya existía una pandemia (y sigue existiendo) antes de que el coronavirus llegase a nuestras vidas. Y esa pandemia se llama... ¡narcisismo! Aquí todos hemos venido a hablar de nuestro libro, como en Instagram. Todas y cada una de las personas que he conocido en Los Ángeles (y que se dedican al mundo del entretenimiento) hablan de ellos sin importarles lo más mínimo lo que tú hagas. Pero es que, amigos, este es el toma y daca de la industria. Ellos te cuenta de ellos, tú les cuentas de ti y si os interesa interesaros el uno por el otro hacéis 'match' profesional.

Vendría a ser algo así:

('Precoronavida') Exterior. Noche. Fiesta en casa de alguien que no sabes a qué se dedica pero que vive en las colinas de Hollywood y a la que no sabes muy bien cómo has terminado siendo invitado.

"Desconocido: Hola, soy Peter y trabajo en Amazon. Ahora estoy centrado en un proyecto súper importante de millones de dólares que va a contar con un montón de nombres súper conocidos pero de los que no puedo dar nombres porque es confidencial".

"Yo: Hola, soy Carmen y trabajo como periodista freelance para España en varias de las revistas más importantes de moda y cotilleo. Son medios que tienen un montón de visitas, pero no te puedo dar datos porque es confidencial".

[Gracias, amiga, ya son algunos meses aquí].

Y la conversación si no os interesáis quedaría así:

"Desconocido: Voy a por otra copa".

"Yo: Genial. Yo también". 

Y la conversación si os interesáis quedaría así:

"Desconocido: Toma, mi tarjeta".

"Yo: Toma, mi tarjeta". 

Exacto, la clave está en no aceptar la realidad de lo que está ocurriendo hasta que no logras lo que quieres que ocurra. Tu vida es genial, tu trabajo es el más guay (incluso si no tienes)... Bueno, igual no me estoy explicando bien. Espera, Khloé, ayúdame.

Han cantado bingo ('they have sung bingo'). Te importa todo una 'kk' (Pulitzer para mí YA) porque eres perfecto (y 'beautiful' que diría Cristina Aguilera) y nadie puede negarlo porque si tú te lo crees, ellos se lo creen.

- Jamás confieses que estás fingiendo (también conocida como la táctica de la 'negación infinita')

Se sabe de buena tinta que fueron Kris Jenner y Kim Kardashian las que filtraron la cinta de vídeo a la prensa. Como también se sabe, por las leyes de la biología y la gravedad (y no precisamente la del asunto), que los traseros Kardashian tienen de naturales lo mismo que los helados, blancos y radiantes (como las novias) de McDonald's (un patrocinio por aquí, por favor).

[Si es que lo dice la propia Kris, no yo].

O por poner otro ejemplo mucho más visual, es genética y humanamente imposible que Kylie Jenner haya 'digievolucionado' de manera natural en esto: 

.. viniendo de esto:

[Y tanto, amiga, y tanto...]

Sin embargo, la joven sigue sosteniendo su teoría de que todo tiene que ver con haberse hecho mayor. La lección que tenéis (tenemos) que aprender con esto es que si niegas la mayor un día tras otro, la gente comenzará a creer que, en parte, puede que lleves razón.

[Minipunto para Kourtney Kardashian]

Porque, ¿quién te dice a ti que Kylie Jenner no ha nacido con una mutación genética por la que sus celulas se comportan como una especie de Photoshop/cirujano? Pensadlo. 

- Vives en Instagram (no por y para Instagram)

Instagram, red social que debería renombrarse 'KInstagram', dado que en ella las Kardashians son las reinas (se podría también hacer un juego de palabras con 'Kingstagram', de rey, pero claro, son chicas, bueno, que te lías, Carmen), ha sido el otro caldo de cultivo (the soup of crop) en el que se ha cocinado la fortuna y la fama Kardashian.

Ellas no solo han documentado su día a día en su reality show, sino que nos han minutado sus vidas en Instagram. De hecho, cualquier momento es bueno para hacerse un 'selfie' que amarán tus millones de seguidores.

Porque da igual que tu hermana esté yendo a la cárcel porque la vida real es lo que pasa en Instagram. En serio, no estamos viviendo por y para Instagram, Instagram es ahora nuestro planeta. Y esto, queridos, aunque es difícil de comprender, porque ni la ciencia ha conseguido descifrarlo todavía, es una realidad. 

Y he ahí la frase que resume cómo Kim ha conseguido tener 188 millones de seguidores en Instagram. No importa lo que haga (ojito con esto), ella lo sube a Instagram. Porque Instagram es la vida real, acordáos. 

- Soborna a todos los que saben que estás fingiendo (o dales un papel en tu mentira) y jamás perdones una traición

Si por algo ha ido creciendo durante los años 'Keeping Up With The Kardashians' es porque se han ido sumando nuevos 'personajes' a sus vidas. Novios, amigas, amantes, exparejas, familiares, hijos, sobrinos, primos... Todos han abierto nuevas tramas, pero nunca olvides que el clan Kardashian es el mejor ejemplo de cómo funciona la mafia.

Si entras y les eres fiel, te cuidarán y no te faltará de nada (Scott Disick, Tristan Thompson, Lamar Odom, Malika...). Si les traicionas (por mucho que les hayas servido de ayuda) serás desterrado y no volverás a trabajar en esta industria por el resto de tus días (un saludo a Jordyn Woods y Caitlyn Jenner desde aquí). Tanto la mafia Kardashian como la maldición Kardashian son reales. 

- Vende todo, pero no a todos

En el momento en el que Rob Kardashian, hermano de las Kardashian, comenzó a tener problemas de depresión y alimenticios, la matriarca fue inflexible. Y he aquí el único atisbo de realidad (pero de la de verdad) que ha dado 'Keeping Up With The Kardashians'. El joven fue apartado de la vida mediática y tanto su madre como sus hermanas le han protegido como verdaderas leonas. 

Cielo o infierno, lo que está claro es que las Kardashian no son ni ángeles ni demonios. Aunque bueno, lo cierto es que para triunfar en Hollywood, empiezo a pensar que tengo que vender mi alma al diablo o quizás más bien a...

Lo que sí que sé es que he tomado buena nota de todas las enseñanzas Kardashian y por eso me he montado mi propio programa en mi cuenta de Instagram. Programa que ya es todo un éxito de audiencia y  del que ya habrás oído hablar en los medios de comunicación. Y no miento, o sí. Nunca lo sabréis.