SplashNews.com / GTRES

'Keeping Up With the Kardashians' no emitirá la polémica en torno a Kanye West

Pues vaya.

CUORE.ES -

La delicada situación que atraviesan actualmente Kanye West (43) y Kim Kardashian (39) en medio de la campaña presidencial del rapero, que ha acompañado de unos tuits muy polémicos en los que afirmaba, por ejemplo, que lleva dos años tratando de divorciarse de la madre de sus hijos, no quedará reflejada en el reality familiar del 'Klan'.

Tradicionalmente el programa 'Keeping Up with the Kardashians' ha documentado los mayores escándalos en la vida de Kim y sus hermanas, incluyendo las infidelidades del exnovio de Khloé Kardashian (36), Tristan Thompson, justo antes del nacimiento de su primera hija en común, pero en esta ocasión no será así.

La propia Kim ha pedido privacidad en el primer y único comunicado que ha realizado hasta el momento acerca de la supuesta crisis que estaría sufriendo su marido, en el que ha reconocido que convivir con alguien que padece un trastorno bipolar, como es el caso del músico, puede resultar muy "complicado y doloroso".

Según asegura el portal TMZ, Kim tomó la decisión de eliminar cualquier trama que hiciera referencia a Kanye en cuanto este empezó a hacer gala de un comportamiento más errático de lo habitual, y también habría prohibido al equipo de producción que incluyera a sus hijos en el plan de grabación. Su principal preocupación sería que en un futuro los pequeños pudieran ver el reality y asustarse si ofreciera una imagen poco favorable de su padre.

El año pasado Kanye sorprendió a todos al anunciar que comenzaría a aparecer en el reality como un personaje recurrente, algo que había evitado hacer hasta entonces, tras sentirse inspirado por la película 'Los Increíbles' en la que los personajes conceden entrevistas muy similares a las que su esposa y el resto del elenco de 'KUWTK' graban para el programa.