@jlo / INSTAGRAM

Jennifer Lopez, de cabeza al juzgado: demandada al canto

Un nuevo desafío en vida de la cantante.

CUORE.ES -

Si pensabas que la mayor de sus preocupaciones era elegir el vestido de novia... Espera a qué te contemos esto: A Jennifer Lopez (50) le ha salido una demanda por plagio, y ojo, porque si la pierde tendrá que desembolsar una cantidad millonaria. La historia no la involucra solo a ella: la cadena de televisión NBC y la conocida coreógrafa Debbie Allen también estarían implicados en el proceso, según se puede leer en el documento que ya se encuentra en manos de los jueces.

En causa está el concurso de televisión 'World of Dance', un formato en el que Jennifer participa como jueza y productora ejecutiva.

Tal y como se puede leer en los documentos legales a los que ha tenido acceso el portal de noticias The Blast, un individuo llamado Alvin Gray-El acusa a las tres partes de haber explotado comercialmente un formato que él creó hace diez años, y que registró solo un año más tarde.

El formato original se llamaba 'Let's Start the Dance', y la idea acabó en manos de Allen después de que este le enviara un fax para animarla a embarcarse en el proyecto. ¡Qué fuerte!

En el relato de los hechos que fundamenta el recurso judicial, Gray-El, quien exige una indemnización de 6.5 millones de dólares, asegura que nunca recibió respuesta por parte de ni de Allen, ni de Jennifer Lopez, quien te recordamos que firma como jueza y productora ejecutiva del formato. 

Han pasado siete años hasta que el demandante se percatara de que Jennifer Lopez capitanearía un nuevo concurso de tele llamado 'World of Dance'. Allen sospechó desde el principio de que se trataba de un plagio, ya que había compartido con ella información privilegiada al respecto.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Who’s dancing with us tonight? 😏💋#WorldOfDance @nbcworldofdance #TONIGHT!!!!!!

Una publicación compartida de Jennifer Lopez (@jlo) el

De esta forma, Jennifer Lopez se destaca sobre el resto de demandados como la principal responsable de esta hipotética violación de la propiedad intelectual debido a su condición de "creadora" y productora principal del programa. Será JLo la que pague, si hay condena, la mayor parte de la indemnización.

Tanto es así, que Gray-El matiza en su testimonio que Debbie Allen no estuvo directamente involucrada en el desarrollo del formato, aunque tampoco emitió respuesta alguna cuando este envió un correo electrónico a las tres partes para advertirles de las posibles consecuencias de sus acciones, las cuales podrían empezar a materializarse de aquí a unos meses siempre que el juez admita a trámite la demanda.