Twitter

A Hugo Sierra no le ha gustado nada el cambio de isla

Mucha queja hemos visto.

MONICA HERAS | CUORE.ES -

El intercambio de islas que vivieron Fani y Avilés hace unos días, trajo mucha cola. Por un lado provocó el ataquito de ansiedad del periodista y su amenaza de abandono y por otro, una de las broncas más subiditas de tono entre Estefanía e Ivana, donde se mandaron muy lejos. 

via GIPHY

Ahora les ha tocado a Hugo y a Ferre ser los 'Supervivientes' que han cambiado de residencia al ser los nominados de la semana, y la reacción de cada uno de ellos ha sido bien distinta. Primero hemos visto cómo llegaba Hugo Sierra a Cayo Paloma y se quedaba la mar de decepcionado: "No hay leña, no hay nada", les decía a los mortales, que lo miraban con cara de póquer porque no han podido hacer fuego porque apenas hay leña. "He llegado a Cayo Paloma y esperaba otra cosa. Me gustaba más la otra isla", explicaba el uruguayo, al que ni la presencia de su exsuegra, Elena, lo ha animado.

Y claro, en contraparte Ferre flipaba con lo bien montado que tenían todo en Cabeza de León, donde los siervos lo ha recibido con tanta leña que se nos ha venido arriba. Estaba tan contento que se puso manos a la obra a cocinar unas lentejas... epilépticas, sí amiga, así las llama Yiya y no podemos decirte el motivo. Eso sí, 'El Rey de Lepe' ha confesado que está harto de estar nominado  y que cuando notó que el barro le caía encima se sintió fatal.

Veremos si estos nuevos aires calman un poco los ánimos y les dan un poco de vidilla, porque después de los mensajes que recibieron de sus seres queridos, alguno se ha quedado un poco tocado, como Barranco, que no para de pensar en su chica... ¡Ains! con lo bien que nos lo hacen pasar.