Cuore

Planazo de finde: nieve, música, risas, fiesta

Lo de 'Vive Ahora' es el mejor lema vital hecho jamás.

YAN CARLOS TOLEDO | CUORE.ES -

Hemos disfrutado de la experiencia ‘Vive Ahora Nieve’ de Ron Barceló en Aramón Formigal Panticosa durante cuatro días increíbles. Cuatro días en donde no han faltado la diversión, el buen rollito y sobre todo y no menos importante... La fiesta y el ron.

Más de 3.000 personas se han reunido en la estación de esquí de Formigal para darlo todo y vivir una experiencia inolvidable. Entre algunos de los invitados se encontraban artistas e influencers como Mery Turiel, Lucas Loren, Jorge Amor o Antón Carreño, colider del grupo ‘Taburete’, quienes por cierto tenían guardada una sorpresa: una actuación sorpresa para todos los asistentes. Pero en la vida no todo es fiesta y desfase (lo que hace un finde increíble son las experiencias que te llevas); también hemos podido disfrutar de un montón de actividades de invierno como descender por las numerosas pistas de la estación haciendo esquí o snowboard, o hacer Tobboganing en mitad de la noche a toda velocidad.

Con monitores, eso sí.

Como si fuera poco, en 'Vive Ahora nieve' hemos tenido la oportunidad de ‘catar’ por primera vez el ‘Snow Cóctel’, el primer cóctel de nieve a base de ron y servido en un vaso de hielo que nos ha dejado creyendo en el amor a primera vista y en el cual no podemos dejar de pensar hasta el día de hoy. Todo esto, que de por sí ya era maravilloso, en Marchica, un aprés-ski exclusivo en Cantal, uno de los sitios con las mejores vistas de todo Formigal.

Aún nos sale nieve por las orejas y las puntas de los dedos siguen parcialmente congeladas, pero no cambiaríamos esta experiencia por nada del mundo (pensamos recordarla con la botella de edición especial que conmemora el décimo aniversario de Marchica) y esperamos poder volver a vivirla el año que viene junto al equipo de Ron Barceló, al cual, sin intención de hacerles la pelota (vale, sí), adoramos con toda el alma, ultraqueremos y esperamos volver a ver prontito, para así cantar en alto el lema que nos ha representado durante el viaje: "¡Consumo responsable! ¡Consumo responsable!"