Can Yaman / INSTAGRAM

Can está Can-sado: tenemos ruptura en 'Erkenci Kus'

#Cansado

Se nos ha roto el 'cuore'.

HENAR LANGA | CUORE.ES -

Erkenci Kus nos está dejando un mal sabor de boca, se ha abierto la 'Caja de Pandora' entre los dos protagonistas y están saliendo todas las mentiras que nunca debieron decirse. Can, la estrella de la telenovela turca en cuestión, se siente engañadísimo por Sanem y ¿la verdad? No nos extraña, todo lo que sabía el pobre sobre ella se desvanece. Una relación basada en la falsedad está destinada a podrirse desde el minuto cero, pero claro... él está tan enamorado que aún así decide ayudarla en todo lo que puede.

Así de casualidad el director de la empresa se entera de que la secretaria tiene intenciones de cortar con él y claro, la curiosidad mató al gato y Sanem confesó que sí, que su historia se acababa porque él no tiene ni idea de quién es ella de verdad, es lo que tienen las mentiras. Can que está ciego de amor no puede creerse que todo sea cierto y empieza a hacer preguntas sobre los engaños. Lo que viene siendo buscar en el baúl de los recuerdos. Y allá que sale todo, que si una carpeta robada por dinero, que si esto que si lo otro...

Pero quien acaba pagando por todo es el hermano que ha estado detrás de las artimañas que afectaban a Can. Total que todo acaba como el Cristo de la Aurora y Emre se queda sin participación en la empresa, despedido. El director se siente destrozado, sin rumbo, ya no tiene en qué creer: se acabó la familia y se acabó el amor ¿qué le queda ahora? Pues su empresa y poco más. Más dramático imposible, los turcos se llevan la palma, pero límpiate los lagrimones porque siempre hay esperanza para el cuore.

Por muy rencoroso que sea Can está enamoradísimo y no puede negarlo porque en cuanto se entera de que la vida de Sanem corre peligro deja todo a un lado y se lanza a ayudarla, de ese modo queda muy claro que esta historia tendrá una segunda parte y que el empresario no puede negar que sus sentimientos son más fuertes que nada. No podemos esperar a ver como termina esto.