Entrevista a Fangoria

Fangoria publicaCanciones para robots románticos, un disco que aborda temas como las redes sociales, la anulación del amor romántico y la supremacía de la inteligencia artificial en el aspecto sentimental. Hablamos con Alaska y Nacho Canut sobre su nuevo trabajo, las modas, el mundo celebrity y ¡Kim Kardashian!

Ana Márquez -

- Canciones para robots románticos aborda temas como la inteligencia artificial, el inexorable paso del tiempo, desamores... ¿La mejor manera de combatir un desengaño sentimental sería pulsando el botón de reset?

Alaska: Si fuéramos robots sería así, pero como somos humanos...

Nacho: Los humanos son vagos por naturaleza, tienden a continuar las cosas y no le gustan los cambios, y prefieren no resetearse y comenzar de cero.

Alaska: Esa es la teoría. Nacho, me gustaría verte a ti dar al reset...

- Existe una fórmula para olvidar...

Nacho: La química ayuda a olvidar...

Alaska: Nosotros somos muy poco tolerantes con el victimismo. Nuestras letras van de "no te quejes". Está en tu mano salir del hoyo...

- El temaLa marisabidilla, el escorpión y la que quita la ilusión, bien podría ser el título de una peli de Almodóvar... Como Pepi, Luci, Bom... y otras chicas del montón.

Alaska: Casi, casi

Nacho: Nos hemos inspirado en una peli de Ozores: El fontanero, su mujer y otras cosas de meter. La canción hace referencia a los foros, Internet, las redes sociales. A que si tú pones una foto en Instagram, por ejemplo, siempre va a haber una marisabidilla, otra que te quita la ilusión y el escorpión que va a hacer daño.

- ¿Sois activos en las redes sociales?

Alaska: No, Twitter nos parece un ansia de mesianismo. Es decir, quién soy yo para decir algo y que otro me lea, me escuche y lo retuitué. ¡Nos espanta! Facebook, tiene lo del muro; es decir, quién eres tú para venir a mi muro y decir nada. Instagram nos gusta, porque es una imagen.

Nacho: Además, es una red en la que entran menos trolls.

Alaska: Y es un medio que define mucho al usuario. Por ejemplo, Mario solo comparte fotos de sí mismo. Nosotros, ponemos de todo... tanto fotos personales como, por ejemplo, la portada de un libro que estamos leyendo.

- ¿La imagen vale más que mil palabras?

Nacho: Una imagen siempre es clara, no da cabida la duda.

Alaska: Cuando escribes, falta el tono, no sabes si hay o no ironía... Las palabras suelen ser más peligrosas y pueden dar a lugar malentendidos.

- A qué dais más importancia, ¿al sonido o a la letra?

Alaska: A los dos, no se pueden separar. Hacemos pop electrónico.

Nacho: Si dices ‘amor, amor, amor'' con una guitarra y una flauta, es diferente que si lo dices con un sintetizador y una caja de ritmos.

- Vuestro single Geometría poli sentimental... ¿Os referís a una ecuación?

Alaska: ¡Exacto!

Nacho: El amor entre humanos es puramente química. La parte romántica es una invención comercial.

- ¡Habéis echado por tierra todo San Valentín!

Alaska: No, San Valentín implica la celebración entre las personas que han encontrado el equilibrio, que puede durar toda una vida o solo un día... Pero hay un punto en la que sientes atracción física, la química funciona, las neuronas funcionan, te sientes compatible... Lo que dure ya es otra historia.

- ¿Cómo suena Canciones para robots románticos?

Nacho: Lo que nosotros hacemos está más cerca de una imagen que de la palabra. Digamos que entre una fotografía y una poesía, Canciones para robots románticos está más cerca a una foto.

Alaska: De hecho, nuestros videoclips ocurren cosas que no tienen nada que ver con lo que dice la canción.

Nacho: Eso es un aburrimiento, porque para eso te vas a un programa de María Teresa Campos y actúas en directo. Un videoclip tiene que ser abstracto.

- La tecnología ofrece la perfección... ¿Qué preferís la alta definición o un buen filtro?

Alaska: Yo prefiero un filtro, porque la realidad es más cruda. Los filtros son necesarios para vivir en comunidad.

Nacho: El maquillaje, la ropa, el peinado... Son filtros que te ayudan a camuflar la naturaleza cuando esta no tiene ninguna gracia.

Alaska: La Alta Definición también es falsa porque cuando tú estás hablando con una persona no la estás viendo en HD. Nuestros ojos no son en alta definición y si tienes dioptrías... ¡menos aún!

- Haciendo referencia a un título de vuestro álbum, ¿cuál es vuestro folletín de mentiras favorito?

Nacho: Mi folletín favorito es Dallas y todo tipo de telenovelas... El ideal del amor y celebraciones como San Valentín, son un folletín que detesto, por ejemplo. Causan decepción. Si no te lo inculcaran desde pequeño, sobre todo a las niñas, mejor nos iría. ‘¡Ay, es que estoy enamorada! No, ese tío no es bueno para ti''.

Alaska: Mi folletín favorito son las novelas medievales, son las que se inventaron el concepto del amor. Las novelas de trovadores, donde las señoras estaban casada por obligación, y luego se enamoraban del soldado... El primer triángulo amoroso que está formado por el rey Arturo, Ginebra y Lanzarote.

Nacho: por culpa de estos personajes la gente ya no sabe para qué sirve el matrimonio. Que es para procrear o por interés económico. Por amor, no, porque por amor te juntas con alguien. Pero se ha unido con el romanticismo y la gente está perdida.

- ¿Cuál de las celebs de cuore son vuestras favoritas?

Alaska: Las Kardashian, sobre todo Kim y Caitlyn Jenner. A Kim la descubrí a través de cuore, con el lío que hubo entre Paris Hilton y Cristiano Ronaldo.

- ¿Tenéis nostalgia?

Nacho: No, para nada, el mundo va a mejor. Ahora es todo más divertido. ¡Hace diez años no teníamos a las Kardashian!

Alaska: Hay cosas que me gustan mucho menos ahora que antes, pero no de mi vida o carrera. Pero por ejemplo, me gustaría que hubiera más cafeterías en Gran Vía, en lugar de tiendas en las que todo es barato. Quizá tendría nostalgia de volver a los años 50 en Estados Unidos. Tenemos nostalgia de lo que no hemos vivido.

Nacho: Volver a los 80 me produce urticaria.