Richard Shotwell / GTRES

Emma Stone se desnuda por primera vez (sin exigencias del guion)

CUORE.ES -

Los movimientos #MeToo y Time's Up han conseguido cambiar en cuestión de meses la meca del cine, no solo al colocar en primera línea de actualidad las agresiones y abusos de poder que se cometían con demasiada frecuencia en su industria, sino al arrojar nueva luz y abriendo una muy necesaria conversación acerca de los aspectos más delicados, como la presión que reciben algunas actrices y actores en menor medida para rodar escenas de sexo o desnudos y el trato poco considerado que recibirían durante su rodaje.

De hecho, producciones como 'The Deuce' (protagonizada y producida por James Franco, que se ha visto salpicado por acusaciones de haber desplegado un comportamiento inapropiado con antiguas compañeras) han recurrido a una nueva figura conocida como 'coordinador de intimidad' que supervise el desarrollo de esas secuencias para ofrecer protección física y moral y trasladar sus peticiones a la dirección.

Irónicamente Emma Stone no necesitó de esa figura en la escena de cama que realiza con Olivia Colman en el papel de la reina Ana de Gran Bretaña en la película 'The Favourite', en la que ambas protagonizan un triángulo amoroso que completa Rachel Weisz dando vida a Lady Sarah Jennings Churchill. De hecho, fue ella la que decidió sin previo aviso y sobre la marcha realizar el primer desnudo de toda su carrera, y fueron los demás (el director y su compañera de reparto) quienes reaccionaron con incomodidad a su propuesta.

"En un primer momento estaba envuelta en una sábana, pero mientras estábamos rodando y después de hacer unas cuentas tomas, pregunté si podía sencillamente desnudarme. Me parecía que daría a Sarah [el personaje interpretado por Rachel Weisz] algo a lo que quedarse mirando al descubrir que el mío no llevaba nada puesto debajo de esa sábana", explica la oscarizada actriz en una entrevista a The Hollywood Reporter.

En su opinión, es ahí donde radica la gran diferencia que le ha llevado a mostrarse desnuda ante la cámara en este proyectos cuando en otros jamás se lo habría planteado: que la idea de hacerlo surgió de ella y solo de ella, lo que le permitía fijar cómo y cuándo lo haría.

"Olivia fue la primera que me dijo que no lo hiciera, y Yorgos [Lanthimos, el director] me preguntó muy serio si estaba segura de que eso era lo que quería hacer. Y les dije que absolutamente. Yo fui quien eligió hacerlo, para mí tenía sentido. Era como hacerle una especie de corte de manga al personaje de Sarah", concluye.

Y correr ese riesgo parece haber merecido la pena, ya que su nombre ya suena con fuerza de cara a los Oscar y podría acabar compitiendo por el de Mejor Actriz Secundaria con su compañera de reparto Rachel Weisz.