Supervivientes / TWITTER

Elena logra que Rocío Flores hable de su madre en 'Supervivientes'

:(

MONICA HERAS | CUORE.ES -

Estamos llegando a una nueva conclusión en 'Supervivientes' y es que a Elena Rodríguez le encanta tirar de la lengua. Hace unos días fue con Cristian Suescun, a quien poco a poco le fue preguntando sobre su madre, la relación entre ellos y con su hermana, hasta que el navarro terminó por confesar que a Maite Galdeano la mantiene Sofía Suescun (23).

Esta vez la dinámica ha sido más o menos la misma, pero con otra protagonista, ni más ni menos que Rocío Flores, quien ha terminado entre lágrimas hablando del "calvario" que ha vivido su familia.

via GIPHY

Elena le soltaba que a ella su madre, Rocío Carrasco, le cae bien y que Antonio David les había hecho un flaco favor a ella y a su hermano yendo a hablar a los platós de televisión, a lo que Rocío le contestaba con un nudo en la garganta: “Si todas las personas que pensáis eso hubierais vivido el calvario que nosotros hemos vivido, te garantizo que no tendrías esa opinión. Mi padre es una persona que antes de llegar a hablar de lo que ha hablado en televisión, ha utilizado otros muchos medios para resolver un montón de cosas relacionadas con sus hijos”.

Lo que más nos ha impactado es escucharla hablar de cómo vivió esta situación siendo solo una niña: “Desde que yo era muy pequeña, te estoy hablado de que yo tenía ocho o nueve años, me tenía que hacer responsable de muchas cosas que no me correspondían y no era por parte de mi padre”. De paso explica que se fue con el que menos dinero tenía y con el que más estricto era, porque aún hay gente que cree que se fue con su padre porque todo era más fácil.

A Jorge Javier Vázquez le ha querido aclarar que no era su intención hacerle daño a nadie y ya de paso ha dejado esta joyita: “En casa de mi padre jamás se ha hablado mal de mi madre. Jamás. Nunca. Ni aun haciendo lo que nos ha hecho ni aun poniéndonos en la peor situación que hemos podido vivir durante dos años y pico ¿Tú sabes los tres años que hemos pasado en mi casa, por poner una demanda que no correspondía?"... ¡Ains! lo confesamos, un poco sí que hemos llorado.