Samuel de Roman | Netflix

Cuelga tú: 'Las chicas del cable' se despiden por todo lo alto

Aunque el 14 de febrero empiezan a decirnos adiós... Hemos estado con las protagonistas de la primera producción española de Netflix (y la primera protagonizada por mujeres) para hablar de sus cinco exitosas temporadas.

ESTER AGUADO | CUORE.ES -

Ya lo dijo Coco Chanel: "Una mujer debe ser dos cosas: quien ella quiera y lo que ella quiera". Las cinco mujeres que presentaron el cierre de la serie 'Las chicas del cable' (su quinta temporada se dividirá en dos entregas; la primera, el 14 de febrero) son buena muestra de ello.

La Directoral General de Revistas de Grupo Zeta, Charo Izquierdo, la productora ejecutiva de Bambú, Teresa Fernández-Valdés (responsable de productos como 'Velvet' o 'Fariña') y las actrices Blanca Suárez (31), Ana Fernández (30) y Nadia de Santiago reflexionaron sobre el hito que ha marcado esta serie para la ficción española y la visibilidad que se le da a las mujeres -libres, trabajadoras, luchadoras, fieles- en la misma. "Las chicas del cable ya no son tan chicas, son mujeres, bravas e inteligentes que ya no tienen dudas de quiénes son y saben qué lugar tienen que ocupar", decía Teresa.

Una historia, creada por Ramón Campos y Gemma G. Neira para Bambú Producciones, que narra en clave dramática la historia de una mujer que ha tenido que reinventarse para sobrevivir y los problemas a los que se enfrentan ella y sus amigas -todas trabajadoras en la compañía telefónica y todas unidas cual piña- en su lucha por la independencia... ya en los años 30.

"Peligros, venganzas y secretos inconfesables nos han acompañado a lo largo de estas cinco temporadas desde el minuto uno, robándole horas al sueño. Es una serie que no sólo ha fascinado al mundo, sino que ha logrado la complicada tarea de enganchar a tres generaciones", explicaba Charo Izquierdo. "Por los escenarios, por el magnífico vestuario y por los temas tratados (la independencia y los derechos de la mujer, su empoderamiento, la libertad sexual) divierte, educa y abre los ojos. Vemos que tampoco hemos ganado tanto terreno desde los años 20 y seguimos en las mismas batallas... pero es de agradecer que se hagan series protagonizadas por mujeres, que tampoco es tan común, en las que se huye de los estereotipos y se presentan personas fuertes que sirven de altavoz para luchar por la igualdad", explicaba la Directoral General de Revistas de Grupo Zeta.

Netflix

Según la productora Teresa Fernández-Valdés, esta quinta y última temporada estará dividida en dos partes: "Es un momento emocionante y nostálgico después de cuatro años. Cuesta despedir una serie y más cuando se hace con éxito, porque estamos acostumbrados a despedir series desgastadas o sin público, pero no ha sido el caso de 'Las chicas del Cable', una historia que siempre tuvo una vocación internacional, precisamente por ser la primera serie original que Netflix producía en nuestro país, allá por 2016. Y fue toda una responsabilidad: hubo un cambio de ritmo, de manera de abordar los temas, de tener presente muchos tipos de mujeres (y la situación de cada mujer en cada país... batallas ya superadas en España, en otros países eran casi nuevas), sin por ello apartar a los hombres, que tenían su espacio".

"Ellos han sido muy generosos, porque sus tramas no se han desarrollado frente a la historia de estas cinco mujeres valientes, y podían haberse marchado tras la primera entrega y no: tanto Martiño Ribas como Yon González nos han acompañado hasta el final", dice la directiva de Bambú. La idea de 'Las chicas del cable' surge de la intención de hacer un retrato de una serie de mujeres a finales de los años 20, mujeres reales que fueron avanzadas en su época, con estudios, preparadas y con muchísimas cosas que ofrecer, como demostrar al mundo que ellas estaban preparadas para acceder al mercado laboral, al combinar su familia con el trabajo: "Eran supermujeres y tenían que tener el foco. El mensaje tenía que ser: se puede conseguir, pero nos tenemos que apoyar. Esta es una gran historia de amor... pero entre amigas", dice Teresa.

La actriz Blanca Suárez confiesa que los inicios de la serie fueron duros: "Nos sentimos con mucha responsabilidad al principio: fue el primer proyecto en España de Netflix, y además liderado por mujeres, era algo que no se había hecho nunca y había mucha incertidumbre... pero ahora la vemos con orgullo, después de dejarnos la piel y de vivir muchas cosas personales juntas... porque cuatro años dan para mucho. Esta serie cambió nuestras vidas". Por su parte, Ana Fernández explicaba: "Sí, hemos compartido, nos hemos consolado, nos hemos peleado, nos hemos arreglado en una convivencia de amistad que durará muchos años, seguro. "Las chicas del cable" es una serie de rodar muy complicada, porque es ambiciosa en localizaciones y tramas, sumado a la prisa con la que se trabaja en televisión. Para mí, las dos últimas temporada son la bomba".

"Esta serie me ha hecho ser muy consciente de la figura de la mujer en la historia, he aprendido más que en el colegio (risas). Las cinco somos muy diferentes, pero nos hemos complementado y apoyado todo este tiempo... me las llevo a ellas y eso es un regalo", confesaba Nadia de Santiago, otra de las protagonistas de la serie española.

Samuel de Roman

En esta última entrega de la aclamada serie, veremos una España marcada por la Guerra Civil que cambiará el destino de todas ellas, de sus familias, y de los nuevos personajes que aparecerán, para ponerlo todo patas arriba. Sin embargo, una cosa está clara: su amistad siempre estará por encima de todo. En una sociedad dividida, “O todas o ninguna” será el lema que enmarcará su lucha por la libertad perdida, y que demostrará que lo más importante es tener a los tuyos cerca, porque este grupo de amigas daría hasta su vida por salvar a las demás.

La serie será emitida en los 190 países donde opera Netflix y los capítulos estarán disponibles desde las 9 de la mañana del día 14 de febrero.