Cristina Pedroche / INSTAGRAM

Cristina Pedroche da a luz y el niño es... ¡Igualito a 'marido'!

Pues eso, la presentadora ya ha sido madre.

HENAR LANGA | CUORE.ES -

Cristina Pedroche (31) se ha puesto de parto en 'El Hormiguero'. Aunque ya sabes que no ha pasado por el proceso del embarazo, así que más bien ha sido un simulacro. No es que esté loca, es que ha puesto a prueba un invento patentado en el año 1965, por el matrimonio Blonsky, que nunca ha llegado a cuajar en los hospitales de verdad ni en la sociedad en general. Puede que sea por lo peligroso e incómodo que puede llegar a ser.

 

 

Si todavía no has entendido nada de lo que te estamos contando es porque, probablamente, te has saltado una de tus citas con Pablo Motos. Resulta que con la presencia de Rudy Fernández (el campeón de baloncesto) en el plató del programa, Cristina Pedroche ha inaugurado una nueva sección. Este espacio consiste básicamente en presentar inventos que han llegado a ser patentados pero que, por motivos obvios, nunca han llegado a venderse o a ganar popularidad entre la gente.

Y, sin duda, el aparato más curioso que nos ha enseñado ha sido el del 'paritorio centrífugo'. Eso sí, hablando de bebés.... La presentadora de televisión no ha querido perder la oportunidad de lanzar una pullita (en el que no ha faltado el humor) a todos aquellos que le preguntan por su maternidad continuamente o que especulan de vez en cuando con rumores de embarazo:

"Como todo el mundo siempre quiere que me quede embarazada, están obsesionados con que tenga un hijo, pues yo voy a tener aquí también un bebé. El reto es que vosotros cojáis al muñeco y que yo no vomite", ha dicho justo antes de subirse a la camilla para testar el invento.

¿En qué consiste el 'paritorio centrífugo'? Muy fácil, es una plataforma que gira a gran velocidad, en ella se tumba la embarazada (que haya roto aguas) y se supone que el movimiento facilita el parto. Sí, es un poco turbio, peligroso e incómodo, pero Pedroche se ha subido a él como una campeona y ha tenido un bebé igualito a su marido, David Muñoz.

¡Ojo! Con cresta y todo.

 

 

Uno de los grandes hándicaps de esta máquina del terror es que el bebé sale disparado y el ginecólogo tiene que ser un gran portero y cogerlo al vuelo. O al menos eso es lo que nos ha dado a entender la prueba que han realizado en 'El Hormiguero' en directo.

Menudo peligro.