GTRES

Entrevista de 'escándalo': Charlize Theron y Margot Robbie hablan de acoso sexual

Estreno de la semana

Nos hemos sentado con dos de las estrellas que protagonizan 'El escándalo (Bombshell)', la cinta que llega hoy a nuestras salas de cine.

ROSA GAMAZO | CUORE.ES -

Si te gustan las historias reales cargadas de polémica, esta peli es para ti porque el ascenso y caída del magnate de la tele Roger Ailes (personaje interpretado por John Lithgow) es uno de los casos más mediáticos de los últimos años.

Seguro que te acuerdas de haberlo leído en las noticias: Ailes ayudó a forjar el imperio de la cadena estadounidense Fox News, cambiando para siempre el periodismo y la televisión (muchos dicen que las 'fake news' se han expandido por la pasión con la que sus periodistas contaban las noticias, basándose más en opinión que en hechos). Bueno, pero esa es otra historia. La que nos interesa es la que se cuenta en la cinta, y tiene que ver con las denuncias que varias periodistas de la cadena interpusieron contra Ailes.

eOne Films Spain

Detrás del poder mediático y de su gran capacidad de influencia a nivel político, había una personalidad oscura y acosadora, que por lo visto, se dedicaba a acosar sexualmente las caras visibles de la cadena.

Sí, la peli va de acoso sexual, de denuncias y de cómo un todopoderoso cae en desgracia en menos de lo que dura un telediario. Impactante, real y protagonizada por varios pesos pesados del Hollywood actual: Charlize Theron, que también firma el proyecto como productora, Margot Robbie y Nicole Kidman son solo algunos de los nombres que verás en la gran pantalla. Con las dos primeras nos hemos sentado a analizar es escándalo de Fox News y de todo lo que ha cambiado con el movimiento #MeToo.

—Enhorabuena por la nominación a los Globos de Oro. ¿Cómo os sentís?
Charlize: ¡Fatal! Supongo que teníamos que ir. Celebrarlo, buah… Ponerse un vestidazo… Vale, lo hicimos [risas].


—Jay [Roach], el director, ha mencionado que las dos estabais involucradas en la peli desde el principio, pero que no ibais a trabajar como actrices. ¿Qué os ha hecho cambiar de opinión?
C: Él me ha hecho cambiar de opinión. Ha sido muy importante para que yo aceptara dar vida a Megyn. Creo que trabajo de una forma inusual, funciono según lo que me pide el realizador de la película. Esto como actriz, porque como productora puedo estar a 3.000 pies de altura y ver las cosas desde otra perspectiva. Me siento más segura. Confío en la visión del realizador. Y cuando Jay empezó a hablar conmigo como actriz, eso me hizo confiar en él y sentir que tenía sentido aceptar un papel que no era necesariamente fácil.


—¿Tu maquillaje en la cinta te ayudó a meterte en el personaje?
C: Sí, es increíblemente útil. Aunque también puede ser un impedimento porque tienes muchas cosas en la cara, y en el rosto es justo donde necesitas tener expresión. Puede que no sea muy fácil trabajar con tanto pegamento y plástico en la cara, pero tuvimos a uno de los mejores especialistas en maquillaje y efectos especiales. Yo sabía que estaba en buenas manos.


—¿Qué tipo de mensaje queréis que el público reciba con la película?
Margot: Da igual si estás familiarizado con este escándalo o no, es una película con la que se disfruta mucho. Es emocionante, divertida, dinámica. Es graciosa, devastadora, invita a pensar, más que nada. Espero que genere diálogo. En todos los visionados en los que he estado, al final la gente solo quería hablar después de la peli.


—¿Crees que las mujeres empiezan por fin a sentirse empoderadas?
C: Sí, creo que estamos escépticas porque la historia nos hizo sentirnos así. Por experiencia propia, he visto que estos casos aparecen y a los tres meses desaparecen. Y creo que los medios de comunicación han tenido un papel muy importante en el debate que se ha generado cuando unas cuantas mujeres decidieron dar un paso adelante. Todo esto se llevó a cabo a través de una plataforma en la que la gente se sentía segura para contar sus experiencias. Había un poco de protección para que las personas lo hiciesen de forma anónima, pero compartiendo. Y esto hizo que muchas más mujeres no se sintiesen solas. Ahora tenemos que continuar. Hemos llegado a un punto en el que habrá consecuencias para este tipo de abusos. Esto no lo habíamos tenido nunca. El hecho de que Roger Ailes haya sido derribado es realmente significativo. Y tenemos unos cuantos ejemplos más, con Harvey Weinstein, con lo que ha pasado en NBC… También hay que hablar de los matices de este tipo de casos, olvidemos el acoso sexual en blanco y negro. En realidad, todo esto es mucho más complejo. Hasta que no lo veamos así no llegaremos a entender las verdaderas causas del problema.


—Da la sensación de que las mujeres tienen ahora una mayor responsabilidad.
C: Sí y los hombres también la tienen. Para mí ha sido esclarecedor porque tenía la costumbre de mirar a uno y pensar que él no lo entendía, pero en realidad todos los que he encontrado tienen una hermana, una madre o una hija. Todo esto está creando un impacto indirecto en ellos. Creo que muchos quieren lo mismo que nosotras, es genial que ellos formen parte de esta revolución.