Telecinco

Lucha de titanes en 'SV': Carlos Lozano y sus 'truquis' contra la Pantoja

Y es que se la sabe toda.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Tenemos que hablar de estrategias para ganar 'reality shows', o lo que es lo mismo, qué es lo que hay que hacer para hacerse con el premio final en un concurso como 'Supervivientes' . Liarla parda, dar espectáculo, enfrentarse a los protagonistas del grupo, hacernos reír, llorar y acaparar minutos de emisión, ¿verdad? De hecho, está demostrado que funciona: Sofía Suescun en la anterior edición de 'Supervivientes', María Jesús Ruiz en 'GH DÚO'... 

Al público no le gustan los buenos de la historia, ni los muebles que solo ocupan espacio. Carlos Lozano lo sabe de sobra, y por eso ha puesto en marcha un plan que tiene todo para triunfar. Su objetivo: la más grande del programa, Isabel Pantoja. Vamos, que lo trae todo pensado de casa (o eso parece).

Si eras de las que se esperaba ver al presentador madrileño enfrentándose con la madre de su hija, Mónica Hoyos, puedes esperar sentada. Sí se está comprando la mayor parte de las batallas disputadas en la playa de los Señores, pero su objetivo es otro: enfrentarse con la protagonista natural, y con eso acaparar miradas. Va a por la que nos tiene a todos enganchados a la pantalla: Isabel Pantoja, una de las folclóricas con mayor tirón en España cuya vida personal vale millones en el mundillo de la telerealidad.

El plan de Lozano no es nuevo: ya lo hizo en 'GH VIP' con Julián Contreras, ¿os acordáis? Llegó a la final con su estrategia... Y lo que hace, todo sea dicho, forma parte de las reglas del juego.

¿Ejemplos? Pues, el peleón que ha tenido con la tonadillera. Todo ha empezado por el hueso de un mango, terminando en acusaciones de todo tipo. "Se cree que sigue siendo modelo", decía la cantante, a lo que el presentador contestaba con un "vete a una residencia". Lozano se metió con el acento de la Pantoja, con su forma de cantar, con su supuesta pose de diva... no se ha dejado nada por decir. El público, de momento, está de su parte, salvándolo de las nominaciones. Veremos cómo evoluciona.

Mientras tanto, al otro lado de la playa, en la zona Pirata, Omar Montes pescaba su primer pececillo, y se venía muy arriba. "Soy un Séneca, un illuminati", celebraba mientras abrazaba a Albert. Y ha sacado hasta conclusiones: "La base de todo es la constancia, el trabajo. Y hoy por primera vez me ha dado frutos. Llevaba días intentándolo y finalmente lo he conseguido", dijo Omar casi llorando.

Telecinco