GAA / GTRES

Pero ¿quién es Can Yaman? Todo sobre el actor [turco] de moda

Piensa en el prota de 'Cincuenta sombras de Grey' y dale mil batidos de proteínas: ¡ya tienes a tu Can Yaman!

CUORE.ES -

Su físico hace que Can Yaman parezca haberse escapado de 'Juego de tronos', pero el turco que ha hecho a Brad Pitt (56) parecer poca cosa es mucho más que una cara (¡y qué cara!) bonita.

Tras estudiar Derecho gracias a una beca de baloncesto, ejerció de aprendiz para la prestigiosa consultoría Pricewaterhouse Coopers en 2014. Fue precisamente ese el año en el que quizás la ley perdió a un maravilloso abogado, pero la pequeña pantalla ganó un nuevo Don Juan televisivo.

Un inciso antes de continuar: hemos de hablar de las series que precedieron a 'Erkenci Kus: Pájaro soñador', por lo que prepárate para leer cuatro nombres en turco capaces de romper Internet y a nuestro cerebro: 'Gönül Iseri', 'Inadına Ask', 'Hangimiz Sevmedik' y 'Dolunay'. Después de esas series llegó el turno de 'Pájaro soñador', que le ha convertido en un sex-symbol internacional. Sin lugar a dudas, a este pájaro le queda un largo vuelo por delante...

A.B. y D.B.

No se nos ha ido la cabeza con tantos nombres turcos, sino que nos referimos a la era 'Antes de la Barba' y a la etapa 'Después de la Barba'. Antaño, su estética era la del clásico modelo al que no nos sorprendería ver en un anuncio de Davidoff emerger del mar presumiendo de músculos, pero su actual look 'lumbersexual' ha sido su llave al éxito.

Su personaje en 'Pájaro soñador' exigía una imponente condición física, que logró en tan solo seis meses. En enero tendrá que deshacerse de su barba y de su melena para hacer el servicio militar nacional. A su regreso le espera una nueva telenovela y se rumorea que podría participar en la edición italiana de 'Supervivientes'. ¡Ojalá se vaya a la isla!

Can Yaman está que se sale, y en este caso nos referimos a los numerosos galardones que el actor tiene en sus estanterías gracias a su aclamado papel en la telenovela emitida por Divinity. No solo son sus dotes interpretativas las que le han hecho valedor de múltiples premios y reconocimientos, pues acaba de ser elegido el Hombre del Año por la revista GQ, demostrando ser no únicamente el galán de la televisión turca, sino también su nuevo 'it-boy'. Sí, un icono, lectora.

De hecho, su estilo es tan aclamado que ha diseñado una colección de cazadoras junto a la marca Desa. Sobre esta ropa, el actor asegura que son sus prendas fetiche y que ha incluido su huella dactilar en ellas como parte de su sello personal. Y estilo tiene, la verdad.

Problemas en el paraíso

Can Yaman ha sido condenado por un juzgado a pagar una multa de más de 1000 euros y a pedir disculpas públicas por haber agredido a una compañera de reparto. Hablamos de Selen Soyder, con la que trabajó en la serie 'Hangimiz Sevmedik'. Por si fuera poco, su mediática visita a España puede haberle salido cara, pues el actor asistió a una ceremonia de la Fundación AISGE, que lucha por proteger los derechos de propiedad intelectual de actores, actores de doblaje, bailarines y directores de escena.

Como en Turquía los actores no cobran derechos de autor cuando sus trabajos son exportados al extranjero, la presencia de Can Yaman en la ceremonia llevada a cabo en España no ha sido vista con buenos ojos en su país.

No queremos parecer frívolas, pero dado el revuelo que su paso por Spain ocasionó, y teniendo en cuenta que podemos hacerle un huequito en casa, le invitamos a que se venga para acá. Eso o directamente atribuirle la nacionalidad española. Que no, que es broma. La cuestión es que la polémica lo persigue.