GETTY

Es momento de meterse en el 'Búnker': entrevistamos a una leyenda del rap, Toteking

Atención: Librazo a la vista

Acaba de publicar 'Búnker' con Blackie Books. 

ALBA ARMIDA | CUORE.ES -

Búnker es el salto a la literatura de Toteking, leyenda del rap en España. He de confesar que pese a ser de la misma generación, nunca me había interesado este género de música y no conocía a Tote. Me adentré en este libro publicado por Blackie Books sin prejuicios y he descubierto un trabajo que impresiona, enriquece y da perspectiva. Si eres fan de las letras de Toteking deberías leerlo. Y si, como yo, no le conocías, deberías leerlo también porque es un auténtico regalo. Un libro en el que alguien es capaz de desnudarse por dentro y escribir ‘a cara perro’ sus miedos, sus fobias y sus secretos con gran agilidad y maestría es, sin duda,  un imprescindible en estos tiempos que corren.

Además, estos días, Búnker cobra más importancia puesto que Tote demuestra como la soledad y el aislamiento pueden ser también muy enriquecedores para el alma.

Aquí puedes leer la charla que tuvimos.

-¿Qué es lo que te impulsa a escribir este libro y a desnudarte de esta manera?

El motor del libro, (que lo descubrí a la mitad de estar escribiéndolo, porque es tal cual, no lo he tenido claro casi hasta el final) es mi padre, que fue la persona que me animó a leer, me daba pequeños truquitos para que yo leyera. Y lo hizo de forma increíble porque a día de hoy lo recuerdo y lo agradezco.

Me decía si te lees el 'Pedro Páramo' de Juan Rulfo,  que es un libro chiquitito, te regalo las Reebok, o unas Jordan o como jugaba al baloncesto me compraba el último modelo de zapatillas para jugar. Y así, sin darme cuenta, mi padre estaba sembrando en mi ese amor por la lectura, por los libros y la literatura. Esto es una cosa que no he perdido nunca, ni cuando estudiaba filología o cuanto he estado de gira, ya que seguía leyendo en los aviones, en la  furgoneta…

Hace cuatro años perdimos a mi padre y el libro, la idea del libro anda un poco en general alrededor de mi familia, con anécdotas de carretera, por supuesto, un poco de balance de mi vida, porque hay también un montón de memorias que han ido saliendo, pero realmente el libro al final es él. Es de mi familia pero sobre todo de él, que siempre estaba ahí dándome buenos consejos. Por supuesto, el otro componente fundamental es Enrique Vila -Matas porque sin él, (sin toda la historia de como lo conocí, como lo admiraba y como por fin conseguí su correo electrónico y tuve un contacto y una correspondencia) no me hubiera lanzado.

-¿Se va a enterar Pedro Guerra de que gracias a un email suyo conseguiste la dirección de tu escritor favorito?

Pedro no sabe la historia, se enterará si se acerca al libro o alguien le cuenta. Pero le agradezco especialmente haber mandado ese correo sin las copias ocultas.

-¿A quién te haría ilusión que le llegara el libro?, ¿a alguna de las personas que ha pasado por tu vida, que se han cruzado? Cuentas, por ejemplo como habías buscado a tu compañero de clase forense…

Pues mira, esa es justo la clave, porque si además me dices que a ti se te ha quedado en la memoria la historia de mi amigo Javi es que has descubierto la manera en la que me impactó a mi en la carrera. La verdad es que yo solo pensaba en niñas, con notas mediocres y claro cuando conocí a Javi me impacto. Como también me impacto Eugenia. Eran personas muy adelantadas  al resto. Y la verdad es que sí me encantaría que o bien por azar o porque alguien se lo dijera (oye te acuerdas de Tote, el rapero pues ha escrito un libro) me haría ilusión que lo leyeran, por supuesto.

Toteking, leyenda viva del rap en nuestro país, acaba de publicar con Blackie Books su primer libro, Búnker. Si te sumerges en sus páginas vas a descubrir como este sevillano disfruta de la tranquilidad y la paz que le ofrece su búnker privado y lo feliz que es en su casa. Este librazo (que nos hemos leído en un suspiro) te va a descubrir que, a veces, la felicidad se encierra entre cuatro paredes. | D.R.

-En un capítulo del libro cuentas que te arrepientes de tus letras nada mas escribirlas. ¿Te ha pasado lo mismo con algún fragmento del libro?

Claro, yo he tenido una pelea interna importante. También, cuando me refiero a eso, me refiero a que me arrepiento cuando hago ostentación o este tipo de vacile  que tenemos los raperos, que en el mundo del rap hay mucho vacile, mucha chulería que va dentro de la música de forma implícita y que  yo acepto y juego aunque en la vida real yo sea diferente. Muchas veces cuando hago eso en las canciones me arrepiento. Pero en el libro no ha sido tanto así, ni cuando me he desnudado y he contado detalles de mi familia, de mi trabajo. Eso, lo he disfrutado, la verdad. Va a sonar un poco a cliché, porque eso se lo he oído yo a algunos escritores en presentaciones, pero ha habido un momento que me sentía poseído; de verdad. Eso que cuentan de que surfeas un poco, de que arrancas tú pero cuando ya llevas unas cuantas páginas o una serie de capítulos ya la mano va sola. Y de repente empiezas como a medio ver tu estilillo o a descubrir por donde tienes que ir… eso es una maravilla. Y cuando yo notaba eso me dejaba llevar y me daba exactamente igual decir tal cosa o que otra. No me importaba. La verdad es que estoy muy orgulloso de lo que he contado.

-Hablas del miedo al folio en blanco… pero ya, cuando te soltabas, para adelante.

Sí, me pasa un poco también con el rap pero menos. Lo que más me ha gustado de saltar del rap a esto es que como yo no tenía ninguna intención de hacerlo, mi pasión es leer, yo nunca he tenido valor para arrancarme. Me decidí porque Enrique Vila -Matas me animó… lo que he descubierto es que en el rap estás un poco acotado por lo instrumental, tienes que rapear con un ritmo, porque si te sales del ritmo más de la cuenta queda feo, en el libro no tenía nada que me acotase, no tenía un corsé puesto. Había un capítulo que tenía siete páginas y luego el siguiente capítulo podía tener dos, o el siguiente más largo o más corto. No sé, yo me noté muy libre.

-Hay una parte, a lo largo de todo el libro, que me ha interesado mucho y es la parte en la que destacas el valor que tú le das a la educación, al legado de los padres… hablas de sentimientos, inseguridades…. Me gustaría que me dieras tu opinión con respecto a la forma que se tiene hoy de educar a los críos, ¿qué estamos haciendo mal?

A mi el tema de la educación siempre me ha interesado porque tuve una suerte inmensa de tener unos padres súper inteligentes. Te he hablado más de mi padre, pero mi madre es la culpable de que comenzara a interesarme la música porque en mi casa había una colección de vinilos impresionantes. Mi madre conseguía que yo escuchase uno, escuchase otro y así empecé a interesarme por la música. Tenía un padre lector y una madre melómana. Y eso era una pasada. Y la educación que a mi me han dado, no solo en estos temas, sino en los valores que me han  transmitido y lo que yo he visto en mi casa es  que directamente era tan estimulante que a mi no me daban ganas de salir a la calle. Era un niño que siempre he tenido mi búnker. Ahora me he encerrado más que nunca y ya no me interesa un carajo lo que hay fuera, pero es que ya de chico me costaba arrancar y salir de mi casa porque dentro era muy feliz. Escuchaba un disco de los Rolling con mi madre o me sentaba a ver un partido en el sofá con mi padre de la NBA y lo comentábamos. Luego están las bromas que ellos tenían, que eran muy inteligentes en la forma de hablarnos, de no hacerlo como si fuéramos niños, de llevarte a ver una película de mayores siendo chico. Lo hicieron con mucha maña. Y la verdad es que yo soy mayor y no tengo hijos pero no sé que se podría hacer a nivel social para que no se vaya todo al carajo. Pero intuyo, por lo que está haciendo mi amigo David con su hijo Mario y por lo que hicieron conmigo es tratar a los niños como si fueran más adultos. Esa es mi visión desde fuera. Darle a los chavales un hueco más importante, que ellos se sientan más mayores desde antes.

-Hablas también de un periodo de tu vida en el que han mandado, y cito de forma literal, tus santos cojones. ¿En qué periodo vital te encuentras ahora?

Ya pasó todo este berrinche esa rabia que se nota en el libro y que terminándolo me he dado cuenta de que la he vomitado un poco en el libro y me he quedado mucho más a gusto y mucho más tranquilo… todo lo que ha sido perder a mi padre, y también me he dado cuenta revisando el libro que tenía un poco enquistado como me acogió a mi Sevilla como rapero hace 22 años, lo difícil que fue para nosotros en esta ciudad desarrollar esta profesión y esta música, porque éramos gente que se reían de nosotros a cada paso que dabas, o te trataban con el cliché del rapero. Pero ahora, a mis 41, estoy tranquilo  y muy relajado. Me he ganado la vida bien, doy mis conciertos. Estoy tranquilo y sosegado.

-Y ahora, para acabar, te pido (ya que en tu libro son constantes las referencias literarias, musicales y cinematográficas) que nos recomiendes un libro, una película y un disco que se deberían ver una vez en la vida.

Pufff, a ver, yo creo que el libro al que todo el mundo debería acercarse al menos una vez es 'La tentación del fracaso' de Julio Ramón Ribeiro. Ese libro es una maravilla, es una guía para cualquier persona que quiera acercarse a lo que es un diario bueno, me parece increíble.

Una peli, aunque sea un poco cliché, porque pasa el tiempo y me sigue encantando, es 'Uno de los nuestros', de Scorsese.

Y disco, siempre digo de rock por no hablar de rap pero te voy a decir uno de rap. Es 'Illmatic', de Nas.

Apuntados quedan… Muchas gracias por tu tiempo Tote y, por tu libro, enhorabuena. ¡Te queremos seguir leyendo!

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Toda la vida en el juego 🏀. 📷 @gogo_lobato

Una publicación compartida de T O T E K I N G (@totekingoficial) el