Ana Guerra / INSTAGRAM

La broma a Ana Guerra fue poco 'inocente'

La tigresa enjaulada para la broma de Ana Guerra  ha sido un foco de críticas para RTVE.

CUORE.ES -

Nuestra querídisima Ana Guerra (25) estuvo presente en la gala 'Inocente, Inocente' el pasado 28 de diciembre en RTVE. Un día por sorpresa se ejecutó una broma para la extriunfita de 'Lo Malo', pero a la pobre le tocó una broma un tanto macabra, peligrosa en la que, además, se utilizaba un animal en cautividad enjaulado, algo que no gustó nada a los seguidores de la cantante y de la gala en cuestión. El sufrimiento de un animal jamás debería servir para entretener a las personas.

La protagonista de la broma y de las críticas fue una tigresa enjaulada y ubicada en un plató de televisión en el que se iba a llevar a cabo la 'inocente' broma a la cantante canaria. Aunque a posteriori se sacó al animal fuera de la jaula (en todo momento supervisado por su cuidador), el entorno no era mucho mejor que detrás de los barrotes, un plató de televisión con focos, cables, personas y estrés no es el lugar más adecuado para que una tigresa se sienta a gusto.

Los fans del programa y de la cantante han pedido a través de las redes que se deje de utilizar a los animales como entretenimiento  para la televisión, los animales debería estar libres y salvajes en su hábitat.

La cadena de televisión se acordó de incluir un rótulo importante pero poco creíble (según los tuits de la gente) en el vídeo de la broma de Ana Guerra, en él se podía leer que ningún animal había sufrido con el rodaje de la broma, no obstante, si le preguntásemos a la tigresa y nos pudiera responder... tal vez la impresión o el punto de vista fuera distinto. 

La cantante canaria en todo momento estuvo atenta al animal, preocupada por que la tigresa estuviera a gusto, bien y que no sufriera, en distintas ocasiones pudimos oír como decía '¿pero está bien ahí?'. El tema ha causado un gran revuelo en twitter y es muy probable que este tipo de escena no se vuelva a repetir nunca para contentar a una gran parte de la audiencia que no está de acuerdo con lo sucedido.