Victor J Blanco / GTRES

Blas Cantó y confesó antes de lo de 'Eurovisión': "Si 'Auryn' quisiera un reencuentro, iría corriendo"

Después de un intenso año de grandes éxitos con su primer disco, el cantante nos sorprende con una reedición que incluye tres temazos nuevos (y mucho más). 

CUORE.ES -

Blas Cantó (27) lo hemos conocido como miembro de 'Auryn', la 'boyband' que marcó una generación, y de la que formaba parte junto con Dani Fernández (27), David Lafuente (31), Carlos Marco (28) y Álvaro Gango (29). Tuvieron un gran éxito, casi imposible de olvidar, pero Blas ha sabido reinventarse. ¡Y vaya si lo ha hecho! En 2018 sacó su primer disco, 'Complicado', trabajo que ha dado paso ya a una reedición, 'ComplicaDOS', y a una gira que pasará por Valencia el próximo 15 de noviembre, Bilbao, el 23 del mismo mes, Pamplona, el 13 de diciembre, Barcelona, el 14 del mismo mes, y Madrid, el 17. ¿Ya tienes entradas? Están a la venta en Blascanto.com. Nosotros nos hemos puesto a hablar con el cantante y verás la cantidad de cosas que nos ha contado: está preparando un libro en el que piensa aclarar rumores; se confiesa tímido; y también nos desvela de dónde le sale la inspiración, sus relaciones pasadas... Y todo esto justo antes de darnos el notición del año: representará a España en Eurovisión 2020. 

 

—¿Qué encontramos en tu nuevo álbum, ComplicaDOS?

ComplicaDOS es la celebración de un año de emociones. Nunca habría imaginado que mi primer álbum me regalaría tantas cosas buenas. He tenido la oportunidad de colaborar con grandes artistas y de rehacer mis canciones en versión acústica, además de crear nuevas canciones, como ‘Si te vas’.

—Para quienes te han descubierto gracias a ‘Él no soy yo’, esta describe a Blas Cantó, el artista. ¿Y Blas, el ser humano?

Soy una persona tímida con quien no conozco y también muy entregada con quien forma parte de mi vida. Quiero que todo el mundo esté bien. Y también soy muy payaso.

—Quizá mucha gente desconoce que compones muchas de tus canciones. ¿Nos cuentas en qué te inspiras?

Escribir es como una terapia. Hablo de mis relaciones pasadas, de lo que me quedó por decir, de mis pensamientos... No somos tan diferentes, cualquiera podría sentirse identificado con mis historias. Escribir es una manera de desahogarme.

—Gracias a las redes sociales, sabemos que aún sigues la pista de algunos de tus compañeros del programa Tu cara me suena. ¿Quiénes son tus amigos hoy en día?

Sigo en contacto con Beatriz Luengo, Canco Rodríguez y también con Yolanda Ramos. Seguimos muy conectados. De algún modo creamos nuestra propia familia dentro del concurso. Esas cosas yo creo que no se buscan, simplemente se dan...

—Fuiste el favorito y ganaste tu edición. ¿Qué te llevaste del programa, personal y profesionalmente?

Me redescubrí a mí mismo. Ahora vienen familias completas a mis conciertos. Es algo que me hace muy feliz. Puedo cantar para todo el mundo, algo que no experimenté tanto en mi etapa anterior.

—¿Te dejaste alguna imitación por hacer? ¿Repetirías experiencia?

No sé si se me daría tan bien actualmente. En ese momento, tenía el modo imitador, pero ya se me ha pasado un poco... Tampoco dispongo de tanto tiempo para hacerlo. Sin duda, volvería a Tu cara me suena con los ojos cerrados.

—¿Y repetirías lo de estar en una boyband?

Eso tendría que pensarlo más... No creo que hiciese otro grupo, pero si Auryn quisiera hacer un reencuentro, la verdad es que iría corriendo. Me encantan las canciones del grupo y los fans que tuvimos.

—Los fans de Auryn asumen que de momento no habrá reunión, pero ¿te planteas trabajar con alguno de tus compañeros, quizá en un dueto?

Ya tengo una canción con Carlos Marco que se llama Even Angels. De hecho, forma parte de su primer álbum. Y necesito hacer algo con Dani Fernández, que es al que hace más tiempo que conozco, desde los 12 o 13 años. ¡Hemos crecido juntos!

—¿Hay alguna Victoria Beckham en el grupo? Me refiero a algún miembro que se haya distanciado más del resto. (Risas.)

La hay, la hay. Aunque siempre vuelve... Démosle su tiempo.

—¿Has escuchado Tú no me engañas, de Paulina Rubio, o te basta con haberla cantado cientos de veces antes que ella? ¿Has hablado con ella tras la polémica?

No hemos podido conversar, pero Rafa Cano le habló de mí en una entrevista en Cadena Dial. Con lo cual, se supone que sabe que existo. Nos habría enviado un mensaje cachondo, no sé, es algo que pasa mucho en la industria de la música, más de lo que imagináis. Creía que Pau era más divertida. Aunque la amo igual, no todo el mundo tiene la oportunidad de hacer un cover de Auryn (risas).

—En nada empiezas gira por teatros: ¿qué vamos a poder ver?

¡Estoy emocionado! Quiero cantar canciones que nunca he cantado. También quiero rescatar algunas y darle la vuelta a otros temas. Mi cabeza va rápido, pero quiero que el público sea el protagonista y mi intención es que disfrute mucho. El próximo 17 de diciembre en Madrid va a ser muy especial para mí.

—¿Cuál es tu implicación en el espectáculo?

Me vuelco al 100 %. Me gusta reunirme con los músicos y hacer los arreglos de las canciones. La iluminación, el vestuario... todo. Mi implicación es máxima.

—¿Qué sería para ti llegar a la cima profesional?

Mirar atrás y estar satisfecho. Darme cuenta de que mis canciones forman parte de la vida de diferentes generaciones. Con eso me basta.

—¿En qué consistirá el libro que estás escribiendo? ¿Será autobiográfico? ¿Cuándo podremos leerlo?

Estoy escribiendo sobre mis pensamientos y de todo lo que he hecho para llegar aquí. Hablaré de los rumores, quiero aclarar ciertas cosas y me sentiré libre al hacerlo. La verdad es que no sabemos cuándo lo tendremos listo, quizá esté para el primer trimestre de 2020.

—Finalmente, fue muy comentado el discurso que pronunciaste en los premios Cadena Dial cuando le diste las gracias a tu madre por dejarte jugar con muñecas. ¿Qué mensajes recibiste después?

Muchas madres y padres me paraban por la calle para decirme cosas preciosas sobre sus hijos e hijas. Es maravilloso que tus palabras puedan cambiar la vida de alguien. No todas las familias son iguales, a veces necesitamos escuchar fuera lo que no nos atrevemos a cambiar en casa. Me alegro de haberlo dicho y haber podido ayudar a quien lo necesite.

 

Ahora nos queda esperar y ver con qué temazo nos sorprende para segurísimo petarlo en Rotterdam. 

¡Eres enorme, Blas!