Osiris

Los beneficios de hacer 'coworking'

Digital Nomad by Osiris:

Cuando pase la cuarentena y volvamos a nuestra rutina. 

OSIRIS MARTINEZ | CUORE.ES -

Ser nómada digital y vivir viajando por el mundo desde su propio ordenador es maravilloso… y también una forma de vida muy solitaria a veces. Desde que soy autónoma (y muchos de vosotros me comprenderéis), mis jornadas laborales y mi vida profesional (y al final también personal) es bastante solitaria. Cuando eres empresaria/o autónoma/o, te despides de las oficinas, de los compañeros de trabajo con los que compartir el café del descanso, de las segundas opiniones o de la ayuda de tu colega de la mesa de al lado y de esa sensación de equipo y comunidad que se termina creando en una empresa o en unas oficinas. Durante mucho tiempo, acepté completamente todo lo que os estoy contando. Trabajaba sola entre cuatro paredes, desde una playa o una terraza, en un tren o desde una cafetería si el cuerpo y la mente me pedían a gritos el estar rodeada… ¡Hasta que conocí The Outpost, el 'coworking' del que soy miembra en Bali desde hace ya un año!

Osiris

El concepto de coworking es sencillo: un espacio del que te puedes hacer socio (de la misma manera que lo haces en un gimnasio) pagando una membresía y al que puedes acudir a conectarte y trabajar desde tu ordenador rodeado de nómadas digitales, empresarios y mentes creativas increíbles igual que tú ;)

¡Pero eso no es todo! The Outpost, por ejemplo, une más características: cada semana tenemos charlas súper interesantes, clases de Yoga, excursiones organizadas opcionales, cenas y muchos encuentros entre socios en los que nacen amistades, proyectos, relaciones profesionales nuevas… Las instalaciones son geniales: piscina (sí, sí), restaurante súpersano, salas minúsculas insonorizadas privadas que podemos reservar para grabar vídeos desde nuestro ordenador o tener reuniones por Skype…

Además, al igual que muchos coworkings alrededor del mundo, el mío ofrece la opción de hospedarte en sus instalaciones. Lo llaman Coliving. ¡Y ya tienen varias localizaciones en Bali! La zona central de la isla, Ubud, ya presume de un edificio ‘Todo en uno’, en el que los miembros tienen acceso al espacio común de trabajo, pero también a sus pequeños estudios para hospedarse, y pronto tendrán un espacio de Wellness y un restaurante en la azotea. En pocos meses, abrirán también uno en Siem Reap, Camboya. Y es que el fín de los coworkings no es otro que ese: crear una comunidad de viajeros perpetuos que pueda moverse por el mundo manteniendo una suerte de sentimiento de familia o sociedad paralela. ¡Y es que sentir que eres parte de un grupo o de un colectivo es muy importante, queridos! Os lo dice una mujer soltera viajera.

Osiris

Así que, si tú también eres autónomo (sin ser viajero siquiera) y sientes que necesitas compañía a veces, no lo dudes: busca los coworkings de tu ciudad y apúntate a uno de ellos porque te aseguro que jamás te arrepentirás