GTRES

Aurah Ruiz nos ha roto el cuore hablando de la enfermedad de su hijo

Siguen las confesiones.

MONICA HERAS | CUORE.ES -

Si la semana pasada leíste en esta página y pudiste ver el testimonio de Aurah Ruiz (30) en Mtmad del día que dio a luz, te habrá parecido cuanto menos dramático, ¿verdad? Escucharla hablar de cómo el que por entonces era su pareja y padre del peque, Jesé Rodríguez tardó tanto tiempo en estar a su lado y que el parto se complicó, nos dejó en cuore encogido.

via GIPHY

Pero lo peor llegaba al final del capítulo con el testimonio de la madre de la 'influencer', que contaba que Nyan sufrió una hemorragia y supieron que algo no iba bien con su estado de salud. Pues echando mano de valentía, en un nuevo capítulo Aurah ha querido compartir con sus seguidores los momentos tan duros que vivió al saber que su bebé corría peligro.

"Recuerdo ver a mi hijo por primera vez lleno de tubitos. Recuerdo que durante horas estuve mirándole, casi sin poder verle la cara por las máquinas a las que estaba conectado, sin moverme a pesar de que me moría del dolor, sin beber agua…" comienza la ex gran hermana y dice que pensaba que en algún momento toda esa pesadilla terminaría y le dirían que todo estaba bien, que podían irse a casa. Pero en realidad, todo acababa de comenzar y la estancia de Nyan en el hospital sería larga.

Continúa su relato hablando de la primera vez que pudo cogerle en brazos y cómo no dejaba de pensar en que su peque estaba sufriendo y que daría todo por cambiarse por él. "Cuando le pude bañar por primera vez, que le desconectaron de las máquinas, yo estaba súper ilusionada, pero de repente el niño empezó a ponerse muy raro. Entonces le hicieron una glucemia, que es medirle el nivel de glucosa en sangre… y estaba en 13" y añade que lo normal es 100. ¡Madre mía!

@aurah.ruiz / INSTAGRAM

Le pintaron un escenario bastante chungo y cuando quiso trasladarlo a un hospital público llegaron a decirle que si lo metía en una ambulancia el niño podía morir. Pasaron semanas hasta que les permitieron cambiarlo de hospital. ¿Y Jesé? pues él iba y venía y cuando las cosas se pusieron feas llegó a coger un avión privado para pasar 5 horas con ellos. Sin que sirva de precedente, no tiene malas palabras para su ex en ningún momento, pero queda claro quién se hizo cargo de la tremenda situación.

La verdad es que cuenta todo con mucho detalle: los pinchazos cada media hora, la sonda que lo alimentaba y los médicos diciéndole que la cosa iba para largo y que podría estar ingresado un año o incluso más. El capítulo ha terminado con Aurah diciendo que no podía segur grabando, así que seguro que la próxima semana conocemos más detalles de esta parte de su vida tan triste.