@El_Hormiguero / TWITTER

¡Alto, policía! Anna Castillo o cómo saltarse las reglas por unos tampones

Lo ha contado todo en 'El Hormiguero'.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Tras acudir a los Goya, en Málaga, Luis Tosar y Anna Castillo se han dejado caer por 'El Hormiguero' para hablar de 'Adú', la película que están a punto de estrenar y que se centra en los inmigrantes subsaharianos que intentan entrar en Europa. Iban a hablar de cine pero terminaron largando de sus vidas, sobre todo Anna...

Fiel a su estilo, Pablo Motos no quiso perder la oportunidad de preguntarle a los invitados sobre cómo les había ido en los Goya. Tanto Luis como Anna se quejaron de lo larga que ha sido la ceremonia, pero fue la actriz quien hizo un comentario de lo más gracioso. Dijo que la noche la ha vivido muy relajada porque el premio que le correspondía entregar había sido uno de los primeros de la gala.

A Tosar le ha pasado justo lo contrario. Según lo que le ha contado a Pablo Motos, lo suyo ha sido sufrimiento de principio a fin. Esto porque le dolía mucho la cabeza, y no había forma de que se le pasara la migraña. 

El protagonista de 'Quien a hierro mata', cinta por la que estaba nominado a Mejor Actor Protagonista, aseguró que su instinto no falla a la hora de adivinar quién va a ser el ganador del Goya. "Siempre que no me he llevado el Goya tenía una idea de quién lo iba a ganar", ha dicho mientras nos explicaba que así sabía perfectamente cuando se tenía que preparar un discurso.

A Anna también le ha tocado hablar sobre su carrera pero han sido dos aspectos de su vida personal los que han captado la atención del público. Para empezar, a la actriz de 'Arde Madrid', 'Paquita Salas' y 'El Olivo' le da "mucho miedo" volar. Esto lo ha mencionado para contar que durante el rodaje de 'Adú', en África, Anna tuvo que medicarse para poder hacerlo.

Más allá de su pánico a los aviones, Anna también ha contado un episodio de su infancia: fue detenida con tan solo 12 años y todo por robar tampones en un supermercado junto a una amiga. La intención era "experimentar" pero les pareció buena idea salir del establecimiento sin pagar por dicho producto.