Daniel Gonzalez / GTRES

Anitta confiesa que plantar un pino le ayuda con los nervios

Una técnica de relajación que todas hemos hecho. 

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

Anitta lleva unos días en España y como cualquier artista que visita nuestro país, no podía fallar a su cita con Pablo Motos en 'El Hormiguero'. Ya sabes cómo es la cantante, y si no la conoces ahora lo entenderás porque lo de pasar desapercibida no le va mucho. 

El caso es que nada más empezar la entrevista salió el tema de la caca y esta vez no fue Anitta la culpable. Pablo Motos ya sabía que a la cantante le encanta hablar de estos temas un pelín escatológicos y no tardó en sacarlo. Empezó hablando de las diferentes colaboraciones que le llevaron a dar el salto a la fama como la de Maluma, Becky G, J Balvin o Madonna. Y fue con esta última que el cuerpo le jugó una mala pasada. 

"Uno de los momentos más importantes de tu carrera fue cuando colaboraste con Madonna y me han contado que te pusiste tan nerviosa que te traicionó un poco la caca", empezaba Pablo Motos. "Una vez confesé que me gusta hablar de caca y ahora siempre me preguntan por esto", le contestaba Anitta. 

Pero después de hacerse un poco la remolona, la cantante contó una historia que te aseguramos que no tiene desperdicio. Anitta reconoció que "estaba muy nerviosa por conocer a Madonna. Además, ella quería cantar en portugués y me pidió que se lo enseñara". La brasileña tuvo suerte y llegó antes que Madonna a la cita lo que le permitió, en otras palabras, desatascar a gusto: "Me dieron unas ganar de cagar fortísimas, estuve en el baño casi treinta minutos cagando, luego salí". 

Pero la cosa no quedó ahí, Anitta sacó otro de los temas por los que siente verdadera pasión: la cirugía estética. La cantante confesó que ha pasado en más de una ocasión por quirófano hasta que se creó a ella misma como Frankenstein. "Yo misma diseñé mi cara. Mi padre dice que tiene una hija muy bonita y yo le digo que no tiene vergüenza porque me he hecho ocho cirugías en la cara", terminaba la cantante.