ISTOCK

¡Apunta! Cinco truquis para hacerse rica (ahorrando)

Ya sabes, todo es cuestión de ponerse.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Enero ya está hecho, y con ello nos solemos olvidar de la cuesta más dura del año (la vuelta de vacaciones, a finales de agosto, no es nada comparada con las penurias que pasamos después de Navidad, Nochevieja y Reyes). Pero ojo, porque si uno de tus propósitos de año nuevo es hacer hucha, más te vale que empieces a ahorrar, o lo que es lo mismo, a no gastar tanto. ¿Cómo? Si sigues estos pasos, tu situación financiera va a cambiar a mejor en cero coma.

Empieza por seguir los consejos de quien sabe. The Budget Mom, un blog con más de dos millones de visitas mensuales que te explica al detalle qué tienes que hacer para no arruinar el presupuesto mensual. ¿Ejemplos? En esta web vas a encontrar consejitos para vivir bien y hacerlo según tu poder adquisitivo, planes para ahorrar para la jubilación y hasta formas de alimentarse de una forma sana y barata. El blog de Kumiko te enseña a hacer presupuestos mensuales, ahorrar y saldar deudas gracias a sus plantillas imprimibles, retos de ahorro y consejos para mejorar tu relación con el dinero.

Muy importante a la hora de economizar es crear un presupuesto y no pasarse de la raya bajo ningún concepto. Los expertos le llaman presupuesto de base cero, y se trata de un plan en el que cada céntimo de tus ingresos se asigna al comienzo del mes, ya sea para pagar facturas, comprar comida o guardar. ¿Cómo se consigue? Aquí te lo explican.

El método 'bola de nieve' también suele funcionar muy bien. Según Pinterest es, de hecho, uno de los más buscados en Internet. Se basa en saldar primero las deudas menos cuantiosas para generar impulso de cara a amortizar las demás.

Todos somos Emma Stone.

Y es que a la hora de ahorrar, lo mejor es tener una buena motivación. Ese viaje que siempre has querido hacer, el bolso de marca que lleva semanas en tu lista de deseos... lo que sea. Lo importante es ponerse un reto estilo 'quiero ahorrar para comprarme esto". ¿No lo has hecho nunca?

Por último, pero no menos importante, están los gastos relacionados con el supermercado. Una buena forma de que no te arruines cada vez que haces la compra es que te imprimas un menú. Lo tienes aquí, así que ni lo dudes. Rellénalo, hazte un listado de los ingredientes y listo. Y recuerda: si comes sano, te saldrá MUCHO más barato.