Cortesía de Beeskin

Las abejas tienen la alterantiva más eco para envolver los alimentos

Olvídate del film y del papel de aluminio

MARTA GUTIÉRREZ | CUORE.ES -

Hay pequeños cambios en nuestro modo de consumir que pueden suponer una gran diferencia. El papel de abeja es una prueba de ello y además tiene unos diseños monísimo. Si ya has cambiado las bolsas de plásticos por otras de materiales más respetuosos con el medioambiente y tus tupper y pajitas son de bambú, toca dar un pasito más y deshacerse del papel de aluminio y el film transparente. ¿La solución? El papel de abeja. Se trata de envoltorios realizados a base de cera de abeja. Además de ser respetuosos en su fabricación, son reutilizables y duran hasta un año. Envueltos de este modo, los alimentos se conservan frescos durante más tiempo. Beeskin es una de las primeras empresas que han empezado a comercializarnos en España y en su página web  puedes encontrar diferentes tamaños y estampados además de algún que otro producto sostenible que están empezando a vender.

Es muy sencillo de utilizar, cubre el alimento con el papel de abeja y presiona un poco, el calor de las manos hará que sea fácil de moldear. Una vez usados, basta con lavarlos con agua fría y un detergente neutro sin alcohol y dejarlo secar sobre una superficie lisa para que vuelva a su forma original. Puedes utilizarlo una y otra vez durante aproximadamente un año y después reciclarlo de forma sostenible.