Alessandro Biascioli / ISTOCK

El drama de tener un sarao en invierno: ¿qué me pongo para no pasar frío?

#PerlaEstilaria

Acertar con tu look de invitada no es tarea fácil. 

ROSA IGLESIAS | CUORE.ES -

Con el cuerpo resacoso post-Goya y la alfombra roja aún fresca en nuestras retinas, nos entra el pánico cuando pensamos en esa boda o similar que tenemos este invierno. Porque es evidente que todos los looks geniales que se nos ocurren no tienen en absoluto en cuenta el factor frío. Cuando es inviable plantarse un vestido sin medias o sin chaqueta. Sucede que se nos viene el mundo encima, empezamos a colocar parches sin ton ni son y nos cargamos el modelito en cuestión.

Antes de entrar en materia abro paréntesis para recordar que las medias transparentes color carne no son una opción. O vas sin medias o las llevas negras tupidas, más finas también negras, de colores… Se puede ir maravillosa y divina con medias. Cierro paréntesis.

Para no meter la pata y acertar con tu look de invitada lo más recomendable es que tomes algo como punto de partida y que desde ahí construyas el resto del conjunto: los zapatos, el vestido, la chaqueta… cualquiera de ellos será el elemento protagonista y todo lo demás girará en torno suyo, coordinándose con él. No te vuelvas loca y empieces a comprar cosas de forma compulsiva y te las coloques a la vez: llevar más variedad de complementos no te va a convertir en más elegante. Recuerda que ante la duda, menos siempre es más. Resulta mucho más interesante un vestido sencillo y salones pero con una cartera de mano espectacular que las tres cosas espectaculares pero juntas: muerte por empalague.

Si no eres de las que suela arriesgar, no tienes por qué sentirte obligada a ello. Puedes ser tú misma, que siempre es un acierto. Y si te apetece innovar pero manteniendo tu esencia, no hagas experimentos con gaseosa y pide ayuda a un profesional.