princepelayo / INSTAGRAM

Pelayo Díaz: cabeza caliente, pies fríos, corazón contento

Lo sentimos, prínciPe, te llevas un AARG de manual.

CUORE.ES -

Hacía tiempo que no sabíamos de nuestro querido Pelayo Díaz (32) pero ahora que han vuelto las Semanas de la Moda y se ha ido a Milán a trabajar, ha retomado sus 'looks' más locos... Nos tememos que echaba de menos verse en Cuore y ha querido llamar nuestra atención. Objetivo: conseguido. Porque si hay algo que nos gusta es complacer a nuestros seres queridos (y Pelayo lo es) y su último estilismo, en pantalones cortos y con gorro XXL, estaba pidiendo un AARG!! a gritos.

Una cosa está clara: a Pelayo no le da miedo nada, ni siquiera el frío invierno de Milán. Por suerte para él, la ciudad italiana ha vivido estos días una pequeña primavera y sus temperaturas rondan los 14 grados (mucho mejor que los bajo cero de España) pero creemos que aún así no hay justificación posible para esta combinación.

Para empezar, por el gorrito que por muy Prada que sea prácticamente no le cabía en el taxi (eso sí, a prueba de chichones, es difícil darte con nada con semejante protección).

Así, visto con las gafas de esquí, la chaqueta, el cinturón... Ya parecía demasiado pero es que Pelayo siempre nos guarda alguna sorpresita para que estemos bien atentos y no queremos defraudarle.

Porque aunque en la foto solo podíamos ver parte del 'look', Pelayo se ha reencontrado con colegas de profesión en Milán y en la era 2.0 eso tiene que quedar reflejado: gracias a eso (y a Ahad Daabas, influencer como él), hemos sabido que no era oro todo lo que relucía, ni 'acolchamiento' total todo lo que parecía... De cintura para abajo, Pe iba de verano.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Pelayo Díaz (@princepelayo) el

Lo has leído bien: de verano.

Sabemos que hay gente que afirma no pasar frío con los tobillos al aire mientras que luce gorro de lana; seguro que te has cruzado ya varios este invierno, pero creemos que lo de llevar las canillas al aire mientras que tus orejas se abrigan con un edredón nórdico es llevarlo todo un poquito al extremo.

En cualquier caso, gracias por estos momentos y bienvenido de nuevo a Cuore.

ahmaddaabas / INSTAGRAM