Sergio R Moreno / GTRES

Lucía Rivera se marca un Kim Kardashian 'pezonil' con este vestidazo

Marca tendencia y mucho más. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Ya es Navidad en el 'body' de Lucía Rivera. La modelo ha dado la bienvenida a le mejor época del año y lo ha hecho a lo grande y marcándose un Kim Kardashian con su modelito. Lo ha hecho en pleno aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez en la tienda 'World Duty Free' durante un evento publicitario. Imagínate que vas a comprar cualquier cosilla para irte de viaje y te topas con Lucía. Imposible no fijarte en ella porque... Se la ve de lejos y no solo por el color rojo de su vestido. 

Desde el avión también se la ve.

La hija de Cayetano Rivera ha posado para los medios de esta guisa con un vestido que querrás copiar para tus saraos navideños: un minivestido rojo de estilo drapeado y bien ajustadito que ha hecho que Lucía marque tendencia y más que tendencia. Más bien ha marcado de todo. ¡Y bien que hace! 

Desde luego el modelito no puede ser más mono. ¿Te has fijado en el abullonado de las mangas y en el fruncido de la falda? No nos digas que no es ideal para bailarte un buen reguetón en Nochevieja... 

Sergio R Moreno / GTRES

No solo colgarás bolas en el árbol. 

 

Y cuidado porque si la miras de espaldas puedes confundirte con la mismísima Kim y no digas que no. Este estilo llamativo es muy de las hermanas más famosas de la televisión y combinado con ese pelazo... ¡Clavaditas! 

Además del look, la novia de Marc Márquez como te decíamos, se ha atrevido con una tendencia muy de los 2000: marcar pezón a lo loco. Lo mismito que Kim, aunque en el caso de Lucía, no se ha abierto debate por ir como le da la gana, menos mal... ¡Viva la liberación del pezón! 

Lies Angeles / SplashNews.com / GTRES

No es la primera vez que Lucía Rivera se atreve con algo así. Si por algo es famosa además de por su trabajo como modelo, es por luchar contra la censura de los pezones femeninos en Instagram, donde más de una vez se ha mostrado como su madre Blanca Romero la trajo al mundo. Desde luego, Lucía no puede ser más natural.