GTRES

El vestido 'cisne' de Kim Kardashian: apretadita y con un churro

Todo para ir a una exposición.

CUORE.ES -

Si te estás preguntando por qué motivo a Kim Kardashian (38) le ha dado por 'resucitar' modelitos vintage de la marca Thierry Mugler, puede que la respuesta esté en una exposición que el diseñador francés acaba de inaugurar en el Museo de las Bellas Artes de Montreal, en Canadá. Para el evento de presentación, Kim optó por uno en versión mini que podría formar parte de un anuncio de lejía. 

Kim Kardashian se atreve con todo, y claro, lo de lanzarse a las creaciones de moda como si no hubiera mañana tiene sus ventajas y también sus problemillas. Unas veces acierta y otras, con mucha pena nuestra, se equivoca. El modelinchi con que la 'reality girl' se presentó en la exposición retrospectiva de Mugler es uno de esos fallos estilísticos que se nos quedan marcados en la memoria para toda la eternidad (o por lo menos durante un par de décadas). Vamos, que así de embutida (y repeinada) no va NADIE a un museo, Kim.

GTRES

Plancharlo tampoco tiene que ser fácil. 

Es más, nos cuesta muchísimo creer que le haya puesto atención a la visita. Si es que se le nota... va tan embutida que le cuesta hasta respirar. ¡Un paso en falso y explota! Y además se ensucia solo con la mirada. ¿Qué opinas? Fíjate bien en el modelo... la parte del escote, un palabra de honor de los que ya solo se vas a ver si te invitan a un bodorrio de excéntricos, se parece a las alas de un pájaro (un cisne, como en las pelis de amor).

No, ahora en serio. Los expertos en moda (y medio Internet) dicen que el 'little white dress' de Kim Kardashian es uno de los modelos más icónicos de Thierry Mugler. Creado para la colección primavera verano de 1994, la prenda (por llamarla de algún modo) representa todo un homenaje (otro) a las diosas de la Grecia Clásica (venga ya). ¿Cómo te quedas?

Y si el churro en la cabeza tampoco te cuadra, que sepas que la intención era darle un toque futurista al look. Todo muy lógico.