INSTAGRAM

No es broma, las sandalias (raras) de Kim Kardashian están en Mango

Y rebajadas.

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

Hace unos días veíamos un look un tanto extraño de Kim Kardashian (38) pero no eran las prendas lo que resaltaban sino los complementos. La del 'Klan' decidió salir a la calle con unos zapatos que bueno, eran un poco difíciles de mirar. Y no es que ella sea muy clásica vistiendo pero esta vez se pasó un poquito.

Resulta que Kim que es muy moderna decidió fusionar las chanclas de piscina de toda la vida con unas sandalias de tacón. Sí, amiga y ten cuidado que por muy raras que te parezcan algún día se pondrán de moda... ¡Nosotras ya te lo advertimos! Pues bueno a lo que íbamos, que la empresaria dice que ahora las chanclas de plástico de toda la vida se llevan con tacón.

Kim Kardashian dice que las chanclas de piscina se llevan con tacón. | DIGGZY / SplashNews.com / GTRES

Pero no te creas que será para ir a la playa o la piscina, no, hay que ponérselas para ir bien elegante. Y es que, tanta repercusión ha causado que hasta Mango ha sacado su propia versión. Bueno no sabemos quien fue antes... ¿Mango o Kim Kardashian? El caso es que esta fusión ha terminado de romper nuestros esquemas estilísticos.

Además parece que a Kim le han gustado tanto que no se resistió a comprar solo una sino dos modelos, una con las tiras transparentes y otra en un tono más oscuro. Oye, está bien pensado, una para cada modelito. Pero en el caso de Mango son algo diferentes pues están hechas en piel, son de color blanco y el tacón destaca por ser ancho. 

Puedes comprar las sandalias de Mango aquí. | Mango

Pero aunque a nosotras nos resulten un tanto rarunas parece que el resto de la humanidad piensa como la del 'Klan' pues si le das a la opción de comprar en la web de la tienda descubrirás que están agotadas. De hecho, antes estaban a 39,99 euros y ahora pueden ser tuyas por el módico precio de 19,99 euros. Oye, qué más quieres, puedes vestir igual que la mismísima Kim Kardashian con un simple movimiento de tarjeta.

Eso sí, ten cuidado no te vaya a crecer un dedo de más en el pie... Como a ella.