Favier / CORDON

Kendall Jenner pasea sus pezones por la Ópera de París

Vamos de paseo, ¡pi, pi, pi!

JUANDE CORRALES | CUORE.ES -

En mitad de la Semana de la Moda de Nueva York no podemos esperar otra cosa que modelitos que hagan ruido (como los embutidos de Cantimpalos de Bella Hadid), y el último de Kendall Jenner (22) lo ha hecho, y no, precisamente, había pocas nueces... Ruido de verdad, y es que era tan, tan transparente que poco dejaba a la imaginación.

La Ópera Garnier de París ha sido el escenario en que la firma francesa Longchamp ha querido celebrar su 70 aniversario, y la hermana de Kylie Jenner no podía perderse un evento de tal postín. Vestida de la marca que se ha plantado en la ciudad de la Torre Eiffel y, sin duda, ha acaparado todos los focos (a su persona) cuando ha aparecido con el look en cuestión.

Se trata de un vestido largo y negro. Hasta aquí, bien: muy acertado para la ocasión. No obstante, iba tan bien de transparencias que Kendall ha enseñado todos sus melocotones/mangos o como quiera que llamemos a su pecho. Solo el logotipo de Longchamp (un jinete sobre un caballo) ha cubierto el cuerpo de la mayor de las hermanas Jenner, aunque no iban puestos estratégicamente... 

Kendall Jenner, llegando a la Ópera Garnier (París), bien de transparencias. | Favier / CORDON

¿Estaba hecho a conciencia? No nos queda otra que decir que sí, porque si en el posado bajo el mar de Úrsula Corberó, la actriz consiguió que una bandada de peces taparan todo lo, según Instagram, censurable, todo es posible. El caso es que, fuera aparte del ruido que hayan causado sus pezones en las redes, Kendall Jenner ha brillado con luz propia en esta fiesta, al fin y al cabo, su propósito.

Kendall Jenner, en la fiesta del 70 aniversario de Longchamp, en París. | Berzane Nasser / CORDON

¡Ideal, Kendall!

El detalle de ponerse un 'culotte' negro, sí que lo ha tenido. Si no, ya, no habría hecho ruido, sino tormenta.