Sara De Boer / CORDON

Tengo una muñeca vestida de... ¡JLo!

Pero una muñeca... Con picores inesperados, ¡pobre!

CARLA LÓPEZ | CUORE.ES -

Jennifer Lopez (50) lo ha vuelto a hacer de nuevo: sorprender con su estilismo. Ella, que en sus ratos libres ahora va siempre en chándal (claro, como dice que no le da pereza el gimnasio), sabe también cómo dejarnos picuetos cada vez que sale a la calle. Esta vez ha sido en el pase privado de la promoción de su nuevo trabajo cinematográfico, 'Second Act' con un (mini)vestido negro y unas botas que parecían recién sacados de los vídeos de Britney en sus inicios. Eso sí, nada atrevido para lo que nos tiene acostumbrados (como por ejemplo en la gala de los AMAs).

A pesar de ser negro, el conjunto venía en armonía con la Navidad porque iba cargadito de pedrería... Las piedras brillantes negras por las mangas y por el final del vestido en forma de flores hacían que, con los flashes, JLo brillase a tope.

Qué bien traído, ¿eh?

El vestido, que lo firmaba Valentino, lo acompañó con unas botas extralargas negras de taconazo que estilizaban su altura, ya que subían hasta más arriba de la rodilla, sí, como si fuese un pantalón. Ya sabemos que ella es muy de unir prendas, como cuando se inventó lo que ya se conoce mundialmente como el 'tangalón'.

Desde luego, este 'look', si algo tiene, es lo poco que se parece a otras cosas que suele llevar Jennifer normalmente... Recordemos que su estilo suele variar bastante pero normalmente se mueve más entre lo vertiginosamente sexy, la elegancia suprema o la versión chandalera del Bronx (que para algo es su barrio).

Este estilismo de JLo es una muy buena opción para comenzar el nuevo año por todo lo alto. Es sencillo, negro y elegante, todo lo que se busca para brillar en la última noche del año y despedir la Navidad, y, sobre todo, porque te lo puedes poner tengas la edad que tengas...