Victor J Blanco / GTRES

Cristina Pedroche sabe que naranja + morado, ¡éxito asegurado!

GUAU!!

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

Cristina Pedroche (31) llevaba unos días preparándose un lookazo fiestero y ya lo advirtió con su manicura fantasía. La de Vallecas nos puso los dientes largos con sus nuevas uñas y con su último estilismo no iba a ser menos... ¡Nos ha inspirado muchísimo para futuras combinaciones locas!

Naranja y morado ha sido la mezcla ganadora de la colaboradora de 'Zapeando' para acudir a los premios organizados por una famosa revista. Parece imposible ¿verdad? Pues te aseguramos que aunque resulte un tanto llamativo unir estos dos colores, en la práctica queda de escándalo. 

Cristina Pedroche y la combinación ganadora morado + naranja. | GEN / GTRES

A lo que vamos, que Pedroche triunfó con un mono naranja de raso firmado por Claro Fernando Couture que destacaba por su original cuello mao reinventado, las hombreras XL, el fajín que se ajustaba a la cintura y las mangas abullonadas con pequeños botones. A la prenda no le faltaba detalle y por eso la presentadora optó por combinarlo con unas sencillas sandalias de tira negras. Muy a nuestro pesar el modelito no está al alcance de nuestros bolsillos pero bueno, siempre nos podemos hacer un apaño 'low cost' combinando morado y naranja

Y te preguntarás, ¿dónde está el color morado del que tanto hablan? ¡Pues en sus labios! El maquillaje de la de Vallecas tampoco se quedó corto con ojos ahumados en negro, pestañas XL y un pequeño brillante acompañando el 'eyeliner'. En cuanto al peinado, Cristina optó por recogerse el pelo en unas 'boxer braids' que terminaban en un moño bajo

Cristina Pedroche con maquillaje fantasía. | Victor J Blanco / GTRES

Cristina Pedroche nos ha descubierto la combinación ganadora del otoño... Dejemos atrás los colores neutros como el negro, beige, blanco para dar paso a otros más vibrantes como el morado o el naranja, pero no un naranja cualquiera, ahora se lleva el tono butanero. ¿Te atreves?

Un poco Goku si que está la Pedroche, ¿no?